Adultos que sobreviven en las calles van a refugios para pasar la noche

Al abrigo de un techo. Alrededor de 20 adultos, a partir de los 35 años, encuentran un lugar donde pasar la noche, resguardados en el refugio de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN), ubicado en Fernando de la Mora. En otros puntos del país también existen albergues similares.

Orlando López, técnico operador de la SEN, detalla que los refugios están habilitados desde las 18.00 hasta las 7.00 de la mañana del día siguiente. “En este lugar se les ofrece la merienda, la cena y el desayuno. La mayoría de los que se quedan son personas que trabajan, realizan pequeñas changas y salen temprano de nuevo”.

Según contó, cada día reciben de 15 a 20 personas en Fernando de la Mora. En Ciudad del Este y Concepción, la cantidad suele estar entre 25 y 30 personas. Agregó que cinco funcionarios están destinados a la atención de los hospedados. Reveló además que el promedio de edad de las personas que reciben están entre los 35 y 50 años.

López cuenta también que la mayoría de los hospedados son personas que viven en la calle. Como dato revelador, explica que muchos tienen problemas con el alcohol. “Lo que ganan en el día lo usan para comprar bebidas alcohólicas”, describe.

Menciona que a partir del trabajo que llevan adelante con la SEN se evita la muerte de varias personas. Cada año, en la época invernal, las crónicas policiales suelen informar de adultos, sobre todo mayores, sobre decesos de indigentes debido al alcohol y el frío.

Como dato anecdótico, cuenta que en Encarnación albergaron a una persona de nacionalidad argentina que vivía en la calle, en la zona de la terminal durante 15 años. Rastreando su origen, supieron que tenía una hermana en Buenos Aires y que resultó ser propietaria cinco restaurantes en la capital porteña.

A través de diversos contactos, lograron dar con la mujer. Cuando ella se enteró de que su hermano estaba en el país, se puso feliz. Pensó que hacía tiempo había fallecido.

Operativo. Cuando el termómetro indica temperaturas por debajo de los 10 grados, las cincos camionetas destinadas salen para el operativo de rescate. Son llevados los que aceptan. “Si no quieren irse, porque no podemos obligarles, se les entregan los colchones y la frazadas”, explica el funcionario de la SEN.

Según detalla, los refugios empezaron a funcionar en los cuarteles desde el 2010. A partir del 2014 se contó con el lugar propio ubicado en Zona Sur de Fernando de la Mora. Además de Central, Encarnación, Concepción, San Pedro y Ciudad del Este cuentan con lugares similares. En estas localidades, se trabaja de cerca con las autoridades departamentales y municipales.

Embed

Dejá tu comentario