Deportes

ADOLFO RIQUELME Jerarquizó la número 1

El exintegrante de la Albirroja, que conquistó la primera Copa América, narró cómo Paraguay alcanzó el título.

Por Héctor Latorre<br/><br/>hlatorre@uhora.com.py<br/><br/>El exportero de la Albirroja para la primera consagración de la Selección Nacional, en la Copa América, en año 1953, en Lima, Perú, destacó la unidad que hubo dentro de aquel plantel que fue dirigido por el técnico Manuel Fleitas Solich.<br/><br/>Hablamos de Adolfo Riquelme (83 años), quien rememoró la consagración en el lejano suelo peruano. <br/><br/>El exguardameta resaltó que Paraguay es, hasta el momento, el único equipo en el mundo que derrotó, en menos de seis días, dos veces al Brasil. <br/><br/>"En el año 1953, cuando por primera vez Paraguay conquistó el campeonato de la Copa América. El certamen lo tenía que organizar nuestro país, pero como no teníamos la infraestructura necesaria, Perú cedió a Paraguay para que lo realice en Lima el torneo", recordó Riquelme. <br/><br/>Relató: "La convocatoria nuestra comenzó y arrancamos en el destartalado estadio de Sajonia (Defensores del Chaco). En esa época el escenario tenía graderías de madera y debajo de esas gradas nosotros teníamos nuestros dormitorios, baños y lógicamente el vestuario. Al costado del estadio había un barcito y ahí comíamos. Estuvimos ahí concentrados más de un mes, incluso no teníamos ni botines para trabajar. Cada uno llevábamos lo que contábamos en nuestros respectivos clubes". <br/><br/>Agregó: "Aquella selección se volvió una familia. El deporte de antes era prácticamente amateur. Nosotros no cobrábamos prima y nada de esas cosas, nada más nos daban para nuestros empleos. Sí percibíamos dinero por ganar o empatar los partidos". <br/><br/>PREPARATIVOS. "Realizamos varios partidos de preparación antes de partir a Lima. Un mes antes fuimos a Lima, Perú. En avión nos trasladamos hasta suelo peruano. Nuestro uniforme parecía al de los colegiantes. Nos quedamos en un hotel de Lima por la buena predisposición del técnico Manuel Fleitas Solich. Entrenábamos en la cancha del Universitario de Deportes", manifestó el exportero. <br/><br/>Narró: "El primer partido nos tocó frente a Chile. Paraguay, como siempre, era una familia, había mucha disciplina con el técnico, quien se constituía como un padre para nosotros. Participamos del desfile y no teníamos buzos, nada de eso y entonces entramos todos uniformados como para jugar nomás ya". <br/><br/>Prosiguió: "Le ganamos 3 a 0 a Chile. Después empatamos con Ecuador 1 a 1. Derrotamos a Bolivia. Después igualamos con Uruguay. Terminamos el campeonato con la consagración al ganarle a Brasil. En el primer partido le ganamos a Brasil por 2 a 1. Paraguay es la única selección en el mundo que le ganó dos veces a Brasil en seis días, por 2 a 1 y luego 3 a 2". <br/><br/>ALEGRES. "Para ir a la cancha nos trasladábamos solamente a pie y nos íbamos cantando Patria Querida. Nos ganamos el apreció de la población de Perú. En el partido que disputamos con Perú hubo un problema. Estábamos perdiendo 1 a 0 y me lesiono y entra Rubén Noceda por mí. Después de una larga discusión, porque en esa época se hacían solamente tres cambios, como ahora, pero el técnico Solich creyó que la modificación de arquero no contaba y cuando yo salí y con el ingreso de Noceda ya eran cuatro los cambios. Siguió el partido y empatamos en los minutos finales, sostuvo. <br/><br/>Además, manifestó: "En la reunión de los organizadores, se resolvió darle los puntos a Perú. Con el punto perdido quedamos igualados en puntos con Brasil y jugamos un partido decisivo con los brasileños". <br/><br/>Explicó: "En la final, en el primer tiempo le estábamos ganando 3 a 0 a Brasil. Los árbitros eran ingleses y muy estrictos se comportaban. En el segundo tiempo, en los 45 minutos una sola vez llegamos al arco de ellos. Todo el tiempo estuvieron encima de nosotros y casi nos empataron. Fue un lindo torneo Sudamericano para nosotros, porque los once titulares fuimos transferidos en diferentes partes del mundo".<br/><br/>AL FÚTBOL DE ESPAÑA<br/><br/>Adolfo Riquelme, tras la consagración con la Selección Nacional, fue transferido al Atlético de Madrid, de España. Tres días después de su llegada al país ya se estaba embarcando nuevamente a un largo viaje, en este caso a Europa para sumarse a su nuevo club. <br/><br/> Se había iniciado como futbolista en el club Porvenir de su ciudad natal de San Antonio, que competía en el torneo de la Liga del Sud. <br/><br/>También jugó por Nacional y Libertad, en nuestro país. Además, defendió la casaca de América de Cali y del Bucaramanga, del fútbol colombiano. Igualmente, pasó por el fútbol peruano. Por varias temporadas dedicó su tiempo a las Escuelas de Fútbol de Libertad.<br/><br/>

Dejá tu comentario