Arte y Espectáculos

Actriz australiana describe el supuesto acoso sexual cometido por Geoffrey Rush

La actriz Eryn-Jean Norvill describió, este lunes, su sensación de vergüenza por los supuestos gestos de acoso sexual de su compañero de reparto Geoffrey Rush,. Ella declaró ante un tribunal, donde se dirime una denuncia de difamación del actor contra la información publicada por un medio australiano.

Geoffrey Rush acusó a la compañía Nationwide News, propietaria del Daily Telegraph y filial de News Corp Australia, de ensuciar su nombre en un artículo del periodista Jonathan Moran.

El escrito, publicado el 30 de noviembre de 2017, lo acusaba de "conducta inapropiada" frente a una compañera, que luego se supo que se trataba de la australiana Eryn-Jean Norvill.

La actriz coincidió con Rush en Sídney entre 2015 y 2016 durante la obra King Lear. Compareció en el juicio para describir el supuesto acoso sexual del actor hacia ella.

Más detalles: Actor que encarnó a capitán Barbossa, afectado por acusaciones de conducta inapropiada

Norvill, quien actuaba en la obra como hija de Rush, señaló que estaba tumbada de espaldas. Cuando tenía los ojos cerrados, recordó "oír risitas nerviosas, murmullos, reacciones alrededor de la sala de ensayos", al abrirlos vio al actor arrodillado sobre ella, reporta la ABC.

Según ella explicó, en esa escena, Rush tenía que expresar su dolor por la muerte del personaje de su hija.

"Él (Geoffrey) tenía ambas manos por encima de mi torso y gesticulaba como que acariciaba de arriba a abajo mi cuerpo y tentando o haciendo (con sus manos) la forma de mis pechos", declaró la joven actriz.

Norvill comentó que en ese momento el director de la obra, Neil Armfield, lo reprimió diciéndole: "Geoffrey, detente".

eryn-jean-norvill
"Creo que lo hizo deliberadamente", subrayó Eryn-Jean Norvill refiriéndose al supuesto acoso del actor.

La actriz insistió en que la presunta falta contra ella "no pudo ser un accidente", al relatar que en otro momento Rush puso las manos bajo sus axilas, a lo largo de la parte lateral de sus pechos; y en sus labios.

"Creo que lo hizo deliberadamente", subrayó Norvill, quien se sintió "atrapada" porque estaba en plena escena encarnando un cadáver.

También declaró que se sintió intimidada por la fama del actor, que acusó a los presentes en la sala de ensayos de ser "cómplices" y al director por mostrar que no tenía problemas con el comportamiento atribuido a Rush.

El galardonado con un Óscar en 1996 por su actuación en Shine y conocido también por encarnar al capitán Héctor Barbossa en la saga cinematográfica Piratas del Caribe, dijo ante el tribunal que las acusaciones, que él niega, afectaron fuertemente su vida y su carrera.

El abogado Brice McClintock, que defiende a Rush, sostuvo durante la vista ante el tribunal que los ingresos de su cliente descendieron del equivalente a USD 1 millón a USD 31.342.

Fuente: EFE.

Dejá tu comentario