Acorralado por denuncias y el juicio político, Díaz Verón solicita permiso

Javier Díaz Verón, desde hoy titular de la Fiscalía General con permiso, da un paso al costado mientras dura la investigación en su contra, y afirma que busca conservar la objetividad del Ministerio Público.

El fiscal general del Estado, Javier Díaz Verón, decidió en la víspera apartarse momentáneamente del Ministerio Público, cercado por la denuncias en su contra que derivaron en un proceso por enriquecimiento ilícito y en el juicio político que inician hoy los diputados.

"Conversando con la familia, yo particularmente he tomado una decisión en aras de la institucionalidad del Ministerio Público y de pedidos de colegas fiscales", señaló Díaz Verón en una entrevista con Radio Ñandutí, agregando que la decisión está tomada.

"Mi permiso ya está en curso; mañana (por hoy) se toma la decisión de quién quedará al frente del Ministerio Público", agregó el titular de la Fiscalía, explicando que existen 14 fiscales adjuntos y uno de ellos quedará como encargado de despacho de la institución. Este sería Augusto Salas.

El fiscal expresó que están evaluando quién será su reemplazando para evitar suspicacias y que el designado "no tenga relacionamiento con el fiscal general".

En relación a la investigación en su contra por enriquecimiento ilícito, dijo que solicita el permiso "para que la ciudadanía tenga la tranquilidad que esa investigación se va a realizar con la objetividad, con la transparencia que se requiere", de modo a que los fiscales no se sientan presionados por su superior.

"Va a ser una ausencia temporal", afirmó Díaz Verón. "Queremos preservar la credibilidad y la objetividad de la institución", añadió.

Reiteró que pide permiso "por una razón estrictamente personal, de manera tal que la investigación que me están haciendo tenga credibilidad".

Además, explicó que no renuncia porque si lo hace se estaría autocondenando, y no "puedo admitirlo" ya que asegura ser inocente.

El juicio. Por otra parte, el titular del Ministerio Público se refirió al juicio impulsado en su contra en la Cámara de Diputados y lo calificó de "una cuestión política".

Recordó que la figura del juicio político está en la Constitución Nacional, y cuando uno acepta ser responsable de la Fiscalía General asume las reglas de juego. "Veremos cuál es la decisión de los señores parlamentarios, pero esa es una decisión exclusiva y excluyente de los mismos. Es decir que yo no puedo hacer absolutamente nada. Es una decisión política", declaró.

En relación a si el juicio es el resultado de una presión de los medios, dijo que él es un defensor de la libertad de prensa, la cual tiene sus límites donde termina la verdad. "No obstante, yo tengo que reconocer que hoy, a través de los medios yo ya fui condenado", expresó.

Aseveró que se somete a la Justicia como cualquier ciudadano. "Estoy segurísimo de mi inocencia, y de que puedo soportar públicamente, y a través de investigaciones judiciales, que lo que yo gané como funcionario público se corresponde con los bienes que yo tengo", apuntó, añadiendo que lo que se está buscando es hacer campaña electoral a costa del fiscal general.


Concejal de Asunción presenta otra denuncia contra el fiscal
El vicepresidente de la Junta Departamental de Asunción, concejal Rodrigo Buongermini, presentará hoy una denuncia contra el fiscal general Javier Díaz Verón y contra José Ortiz, en el marco de lo que considera su "injusta imputación" en los hechos ocurridos el 31 de marzo del 2017, donde se quemó parte del edificio del Congreso. La documentación será presentada hoy, a las 9.00, en la sede de la Fiscalía General (Nuestra Señora de la Asunción casi Haedo.) Los motivos de la denuncia son persecución a inocentes y soborno agravado.
Por si fuera poco, Díaz Verón soporta una denuncia por enriquecimiento ilícito y además es acusado de usurpar la titularidad del Ministerio Público, ya que su mandato venció hace más de un año. Asimismo, el titular de la Fiscalía enfrenta desde hoy un juicio político por mal desempeño de funciones, y se presentarán tres libelos acusatorios. El fiscal es acusado por la oposición de ser cercano colaborador del cartismo desde su cargo, favoreciendo las investigaciones en contra de los detractores del presidente




Dejá tu comentario