País

Aconsejan alimentos sanos y actividad física en vacaciones

Tiempo de ocio, pero sin descuidar la salud. Con el entusiasmo que generan las vacaciones de invierno, los niños suelen descuidar su alimentación, dando pie al sobrepeso.

Ante este panorama, el Ministerio de Salud Pública recomienda llevar adelante prácticas saludables, por el cambio abrupto en la rutina diaria y el mayor tiempo libre que tendrán a disposición.

Uno de los consejos fundamentales, lanzados por la cartera de estado, es incentivar a los niños a realizar actividades físicas. Esta medida contribuirá a alejarlos del yugo que imponen actualmente los aparatos electrónicos.

En varias ocasiones, los especialistas han alertado sobre el tiempo excesivo que niños y jóvenes pasan frente a la computadora, los juegos electrónicos, el televisor y los teléfonos celulares. Esta costumbre puede afectar incluso a su salud, pues favorece al sedentarismo.

Alimentación. Los hábitos que contribuyen a tener salud en vacaciones de invierno, no solo se quedan en lo físico. También deben ir acompañados con una buena alimentación.

En ese sentido, la recomendación apunta a la ingesta de frutas y verduras, lo cual debe convertirse en una rutina de todos los días.

Para que esta costumbre se vuelva atractiva, sobre todo para los más pequeños, la cartera ministerial sugiere captar el interés de los más pequeños. Como ejemplo, recomienda la preparación de arreglos frutales, muñecos de frutas, entre otras medidas.

La Organización Mundial de la Salud recomienda la ingesta de tres frutas cada día.

Según estadísticas manejadas por el Ministerio de Salud Pública y que fueron dadas a conocer hace unos meses, en el 2010, las cifras de sobrepeso y obesidad se situaban en el 25%, entre niños y adolescentes. En el 2015 subió al 28% y en el 2016 llegó al 31%. Estos porcentajes se distribuyen entre niños y jóvenes, cuyas edades oscilan entre los 5 y 19 años.

Preocupación. En reiteradas ocasiones, los encargados de la política de salud pública contra el sobrepeso y la obesidad, expresaron su inquietud con respecto al aumento de este problema en niños, adolescentes y jóvenes. Señalaron la necesidad de llevar adelante un trabajo que involucre a diversos sectores, empezando desde el mismo hogar.

Dejá tu comentario