Nacionales

Abogado habría intentado meter arma a reclusión de detenido por megacarga de cocaína

El abogado de uno de los presuntos dueños de la carga de 3.416 kilos de cocaína, intentó ingresar al Departamento Antinarcóticos con un arma de fuego y municiones. El letrado fue a visitar a su cliente y manifestó que supuestamente era para su protección. 

Napoleón Marco Antonio Acosta Gómez, abogado de Juan José Dubini Franco, uno de los presuntos dueños de la carga de 3.416 kilos de cocaína, aparentemente intentó ingresar al Departamento Antinarcóticos de la Policía Nacional con un arma nueve milímetros y municiones, de acuerdo con el Ministerio Público.

Al ser inspeccionado también hallaron en su poder un cargador y 15 cartuchos vivos. Si bien, el abogado cuenta con un carnet de tendencia expedida por la Dirección de Material Bélico (Dimabel), él negó cuando se le consultó si tenía algún arma, informó este sábado el Ministerio Público.

Acosta Gómez fue informado que no podía ingresar al recinto policial con armas y argumentó que era para su protección. Para poder ingresar, el abogado tuvo que dejar el arma de fuego en resguardo.

Todo fue comunicado al fiscal Eduardo Royg y a las autoridades judiciales.

Lea más: Jueza decreta prisión preventiva para presuntos dueños de la carga de cocaína

Juan José Dubini Franco y su hijo están imputados e investigados por la megacarga de droga incautada en la ciudad de Fernando de la Mora. Ambos cuentan con medida de prisión preventiva que fue solicitado por el Ministerio Público.

La jueza Rosarito Montanía decretó que el padre cumpla la prisión preventiva por 15 días en el Departamento Antinarcóticos de la Policía Nacional y su hijo en la sede de la Agrupación Especializada, posteriormente serán remitidos a la Penitenciaría de Tacumbú.

Padre e hijo fueron imputados por los artículos 26, 27 y 44 de la Ley de Drogas (tráfico internacional, tenencia y comercialización de sustancias estupefacientes).

La droga, que fue incautada este martes, estaba cargada en un contenedor con otras bolsas que contenían azúcar. El costo estimado de la carga es de USD 35 millones, que se duplicaría en el exterior, tomando como referencia el mercado europeo.

Dejá tu comentario