Sucesos

Abogado de Farhat denuncia persecución contra su cliente

 

Lo que había iniciado como investigación sobre “una organización criminal internacional dedicada al lavado de dinero producto del tráfico internacional de drogas y otros delitos”, tiene en puertas de su extradición a los Estados Unidos al libanés Nader Mohamad Farhat, de Ciudad del Este, en una causa que para su abogado, Édgar Alonso Montiel, es persecutoria y que tuvo una serie de irregularidades, de acuerdo a su intervención como defensor.

Alonso tiene dos denuncias planteadas ante el Ministerio Público; una, a favor de Farhat por persecución de inocentes y otra serie de supuestos hechos punibles; la otra, a favor de la esposa de Farhat, la propietaria de la casa de cambios Unique, Pei Yu Wu, por quebrantamiento del depósito, daño, usurpación de funciones públicas, hurto agravado, apropiación.

El 17 de mayo de 2018 se realizaron varios allanamientos en simultáneo en Ciudad del Este, en atención a un pedido de asistencia de la Justicia de los Estados Unidos en una investigación a Beny Ichilevici y a otros por lavado de dinero proveniente del narcotráfico y tráfico de armas, del 14 de octubre del 2014. De estos procedimientos participaron agentes de la DEA (agencia antidrogas del gobierno de EUA).

Durante los allanamientos, no se encontraron ni drogas ni armas, que eran los objetivos de estos procedimientos; más bien se apropiaron de dinero, de acuerdo al abogado defensor, inclusive, llegaron a robar una considerable cantidad de la oficina de la casa de cambios ubicada en el edificio Jebai, del centro de Ciudad del Este, denuncia el mismo. Previamente, cuando ingresaron los agentes fiscales, de la Senad y de la DEA, inutilizaron todas las cámaras del circuito cerrado de la oficina, según la denuncia hecha en representación de Pei Yu Wu.

El defensor anteriormente ya había planteado la denuncia por persecución de inocentes, por denuncia falsa y violación del Tratado de Bahamas, que regula la asistencia mutua entre países en materia penal. La persecución es por razón de su nacionalidad libanesa y su religión, sostiene en su alegato el defensor.

Dejá tu comentario