Política

Abdo se lava las manos en el caso de la teniente Carmen Quinteros

 

El presidente Mario Abdo Benítez se lavó las manos y señaló que no puede hacer nada para levantar la sanción impuesta a la teniente de fragata Carmen Quinteros, quien debe guardar arresto por 45 días.

La efectivo militar había emprendido una lucha judicial luego de que pidiera permiso para amamantar a su hijo. A partir de ahí empezó a recibir todo tipo de presión interna por parte de sus superiores en la Armada.

Le habían sacado de su puesto y le enviaron a otro lugar donde sobrepasaba las horas de guardia más allá de las 24 horas.

La Corte ratificó el fallo de la Justicia Militar dictada en el 2017 en contra de la teniente de fragata, abriendo nuevamente la polémica que salpica ahora a Abdo Benítez, en su carácter de comandante en jefe de las Fuerzas Armadas.

Tras participar de un acto, el jefe de Estado fue abordado sobre el tema. Respondió que no puede ir en contra de la ley. “Esto está en la Corte Suprema de Justicia. No puedo ir en contra de la ley (cuando fue consultado si como comandante en jefe puede evitar que se aplique la sanción contra Quinteros)”, aseveró.

El presidente de la República señaló que realizó las consultas pertinentes a sus asesores jurídicos, pero que esto escapa a su atribución.

“Preguntamos e hicimos las averiguaciones. Y todos los asesores jurídicos de la Presidencia me indican que esto escapa de nuestras atribuciones. Ya no está en nuestra atribución porque es una sentencia de la Corte Suprema de Justicia”, señaló el jefe Estado.

Hubo fuertes cuestionamientos a la medida judicial debido a que la propia Constitución señala el derecho primordial de proteger al niño. El presidente respondió: “Tiene acceso y es lo que averigüé. Me dijeron que tiene acceso a su niño”.

onu. Desde la Organización de las Naciones Unidas (ONU) reaccionaron contra el fallo judicial e instaron a las autoridades del Gobierno a proteger el derecho a la lactancia materna en todos los ámbitos y circunstancias.

El artículo 3 de la Convención sobre los Derechos del Niño, en el que se consagra la necesidad de anteponer al niño por sobre todo, mediante las medidas de instituciones públicas o privadas.

“El Comité sobre los Derechos del Niño de las Naciones Unidas, en el 2010, alentó a Paraguay a redoblar sus esfuerzos para promover la lactancia materna, proporcionando información, en particular a las adolescentes”, menciona el pronunciamiento de las NNUU.

La ministra de la Mujer, Nilda Romero, había señalado que iba a conversar con el comandante de la Armada, Carlos Velázquez, y con el propio presidente de la República para mediar y evitar que se aplique la sanción contra la teniente de fragata.

Los defensores de la militar barajan la posibilidad de acudir ante los estrados internacionales para exigir el cumplimiento de sus derechos.

Carlos Mendoza, abogado de Quinteros, había manifestado que las autoridades fundamentaron que su defendida no antepuso su condición de miembro de las fuerzas, conforme lo establece la Constitución Nacional. El juez de la causa dispuso que la mujer cumpla la sentencia en su domicilio.

“La resolución dice que ella tuvo que anteponer su condición de militar a cualquier otra costa. Sin embargo, la misma Constitución dicta que tiene que interpretarse, en carácter de prelación de las leyes, todo lo referente a menores de edad”, significó el abogado.

La polémica generada abre un fuerte debate al interior de las Fuerzas Armadas sobre la necesidad de adecuar las leyes militares a la realidad, en vista de que las mismas datan de la época de la dictadura de Alfredo Stroessner.

Dejá tu comentario