Política

Abdo se comprometió a dar con el paradero de secuestrados por el EPP

 

El gesto que tuvo el nuevo presidente paraguayo, Mario Abdo Benítez, hacia los padres del policía Edelio Morínigo fue muy aplaudido ayer durante el acto de traspaso de mando.

Además, en el discurso que pronunció ante las autoridades, mandatarios de países de la región e invitados especiales, asumió el compromiso de pelear por la liberación de los secuestrados por el EPP.

Doña Obdulia Florenciano, quien estuvo acompañada por su marido, Apolonio Morínigo, ve una esperanza tras las palabras del mandatario.

Lea más: Padres de Edelio Morínigo, presentes en asunción de Mario Abdo

Pasadas las ocho de la mañana, Marito llegó ayer junto a su esposa, Silvana López Moreira, hasta el litoral, en donde fue recibido por un comité de recepción integrado por parlamentarios de distintos sectores políticos.

Apenas terminó el saludo protocolar, su cuñada le hizo algunas indicaciones y fue allí que apareció doña Obdulia, quien dio un efusivo abrazo al nuevo mandatario.

Doña Obdulia confirmó que junto con su marido mantiene un contacto permanente con el presidente actual, y que cuando ganó las elecciones, les había visitado.

“No descansaremos hasta que los secuestrados vuelvan a casa con sus familias”, fue lo que aseguró Mario Abdo, y se escucharon los aplausos.

Hace cinco años, cuando asumía Horacio Cartes, este había señalado que el EPP no le marcaría la agenda. Sin embargo, varios secuestros se produjeron, en medio de la vigencia de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC).

Marito hizo referencia abiertamente a la madre de Edelio, y sentenció: “En nombre de ella nuestro compromiso de no renunciar jamás”. Posteriormente, sostuvo que las Fuerzas Armadas y la Policía estarán al servicio de la gente.

EXPECTATIVA. Ya al final del acto, y en medio del gentío que se retiraba de las inmediaciones del Palacio de Gobierno, doña Obdulia accedió a hablar con los periodistas sobre su expectativa.

“Ha oheja oréve peteî esperanza tuichaitereíva, péa por sobre todas las cosas (Nos deja una esperanza muy grande)”, fueron sus expresiones.

“Peteî esperanza tuicha (una esperanza grande) porque viste que primeramente peteî mandatario imandu’a hína la problema ore roguerekóva ha todo un país (un mandatario se acordó de nuestro problema)”, destacó sobre el discurso de Marito.

“Ñande retãme oî (en nuestro país hay) dos secuestrados ha (y) al mismo tiempo ja ipukuetereíma (es muy largo). Ohasa peteî (pasó un) gobierno che memby caso (el caso de mi hijo)”, cuestionó.

“Oréve guara ha’e peteî (para nosotros es una) cosa muy emotiva. Ore roha’aro (estamos esperando). Jahecha (vemos) la realidad ha oréve opyta (nos queda) la esperanza”, remarcó doña Obdulia.

Tras valorar el compromiso por parte de Mario Abdo, recordó que los había visitado luego de haber ganado las elecciones y que en esa ocasión ya les había anunciado la invitación para el acto de traspaso de mando, y cumplió.

Refirió que a través del secretario privado del actual mandatario mantienen un contacto permanente.

Edelio lleva hasta el momento 1.504 días de cautiverio, mientras que Félix Urbieta, 673, en manos del EPP.

A prácticamente una semana antes de las elecciones generales supuestamente un panfleto anunciaba sobre la muerte del policía, pero no hubo ninguna aclaración.

Dejá tu comentario