Política

Abdo respeta decisión sobre Payo y Nicanor la justifica

 

El presidente Mario Abdo Benítez dijo ayer que respeta la decisión tomada por la Cámara de Senadores que expulsó de su banca a Paraguayo Cubas luego de que protagonizó un incidente con un efectivo policial en la zona de Minga Porã, Departamento de Alto Paraná.

“Respeto. Es una decisión soberana del Senado”, sentenció el presidente de la República, quien ayer inauguró obras y se reunió con el obispo de Caacupé.

Fue el ministro del Interior, Euclides Acevedo, quien pidió al Congreso que se aplique una sanción contra Cubas. Finalmente, una mayoría entre colorados cartistas, de Añetete, llanistas, Patria Querida y Hagamos terminó votando por la pérdida de investidura alegando supuesto uso indebido de influencias.

En tanto, sectores de la oposición calificaron que la decisión de la mayoría representa un atropello constitucional porque no está demostrado el uso indebido de influencias.

VIOLENCIA. Por su parte, el director paraguayo de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), Nicanor Duarte Frutos, también opinó sobre la decisión del Senado. Consideró que no se puede utilizar la fuerza, la violencia, el menoscabo y la denigración de las personas, para tratar de modificar o reivindicar caracteres que conforman la personalidad de los compatriotas.

“No se puede tratar al semejante como acostumbra este señor (por Cubas). Ya no estamos en los tiempos de querer llevar todo por delante a los empujones, a las pecheadas o el akãpete (golpe en la cabeza)”, consideró el ex presidente de la República.

Nicanor enfatizó que la democracia exige capacidad de diálogo, de tolerancia y no la resolución de los conflictos así como las diferencias a las patadas ni a los puños.

“Entonces, si yo no soy capaz de establecer espacios de diálogos, de discutir, y creo que la violencia, el derrame de agua, los empujones, el akãpete y las patadas al otro que piensa diferente es el modo de construir la sociedad, estamos mal”, significó.

Consideró que definitivamente gente con esa prepotencia no puede tener espacio en un lugar que deviene de la soberanía popular y de la representación donde se cruzan las palabras.

“Las miradas se dan entre colorados, liberales, ateos, encuentristas, Patria Querida, Frente Guasu. Y, si esto no podemos tolerar, definitivamente no servimos para la democracia; es lo que yo creo, puedo estar equivocado pero esta es mi opinión”, significó.

Cubas fue suspendido en dos ocasiones. Durante el tiempo que duró como senador protagonizó una serie de incidentes. Llegó a derramar agua al senador Juan Carlos Galaverna y se enfrentó con la mayoría de los legisladores. Tuvo una forma frontal y directa de hacer política y se caracterizó por ejercer protagonismo.

Payo es el quinto en ser expulsado del Senado, desde julio de 2018.

Dejá tu comentario