Economía

A dos años de licitación, MOPC sigue sin adjudicar el corredor bioceánico

Se trata del llamado para la construcción de la ruta Carmelo Peralta-Loma Plata, en el Chaco. Dos consorcios siguen en carrera y ofertaron un monto muy superior a lo estimado por Obras Públicas.

Víctor Ferreira

TW: @VicFerreira77

El 25 de abril del 2016, el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), a cargo de Ramón Jiménez Gaona, lanzó la licitación pública internacional para la construcción de 300 kilómetros de ruta en el tramo Carmelo Peralta-Loma Plata, en la Región Occidental, bajo el régimen de la Ley 5074, más conocida como "llave en mano".

Sin embargo, el proyecto no se adjudicó hasta la fecha, pese a que el pliego de bases y condiciones del llamado registró importantes modificaciones "a medida de las empresas", a través de 20 adendas, según se pudo constatar en el portal de Contrataciones.

El llamado tiene una característica particular, a raíz de que queda a cargo de la contratista conseguir el financiamiento (préstamo) de la construcción, a través de bancos internacionales, que el Estado asume como deuda pública cuando concluyan las obras (pautadas por contrato).

Las firmas que siguen en competencia –de cuatro grupos que se presentaron– son Consorcio Corredor Vial Bioceánico, integrado por la brasileña Queiroz Galvão SA y la paraguaya Ocho SA, que ofertó USD 443.473.727; y el Consorcio Bioceánico, compuesto por la portuguesa Mota Engil y la paraguaya Talavera Ortellado Construcciones SA, que cotizó la suma de USD 477.120.000.

Las ofertas mencionadas sobrepasan enormemente los USD 400 millones que estimó el MOPC. La adjudicación está en manos de Hacienda, informó a ÚH la ingeniera Claudia Centurión, titular de la Dirección de Proyectos Estratégicos de Obras Públicas.

"Avanzamos, estamos preparando unos informes que nos pidió el Ministerio de Hacienda y luego terminaremos el proceso de evaluación del sobre 2 (oferta económica)", expresó la funcionaria.

Recordemos que la obra en cuestión beneficiará directamente a los departamentos de Alto Paraguay y Boquerón e indirectamente a los demás departamentos de la región, pues mejorará la transitabilidad con la construcción del camino de todo tiempo (ver tramos en infografía).

Pese a que este proyecto es el primer paso para que el país forme parte del corredor bioceánico, todavía se tiene el desafío de ejecutar la segunda fase de la infraestructura, donde Paraguay debe invertir otros USD 340 millones para la pavimentación del tramo Cruce Centinela-Mariscal Estigarribia-Pozo Hondo, para la conexión con Argentina, que ya no se licitaría con el gobierno de Cartes.

Por otro lado, existe otra tercera fase del proyecto, que es la construcción del puente internacional sobre el río Paraguay entre las ciudades de Carmelo Peralta (Paraguay) y Puerto Murtinho (Brasil), contemplada en la cartera de proyectos de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur). Para esta obra hubo poco avance.

OBRAS FALLIDAS. Recordemos que Obras Públicas tuvo que cancelar importantes obras licitadas por más de USD 1.200 millones bajo la modalidad "llave en mano" que son: la reconstrucción de 560 km de la ruta Transchaco y la construcción de 1.800 km de alcantarillado sanitario y plantas de tratamiento de aguas residuales para las cuencas de Lambaré, Luque y Mariano Roque Alonso.

Ambos llamados recibieron una sola oferta y los costos que plantearon los interesados fueron muy superiores respecto a lo que estimó el MOPC y las tasas de interés fueron bastante elevadas. El único proyecto que prosperó con esta normativa es el asfaltado del tramo San Cristóbal-Naranjal (Alto Paraná). Asimismo, con esta normativa está en licitación la Costanera Sur de Asunción, cuya apertura de ofertas se sigue posponiendo.

Embed

Dejá tu comentario