Política

A casi un mes de iniciada la crisis, Marito sigue sin dar golpe de timón

Mantiene a casi todo su Gabinete, pese al aplazo ciudadano demostrado en las encuestas. Tampoco realizó medidas de choque para sacar al país del estancamiento económico.

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, sigue sin dar el golpe de timón tras el escándalo suscitado luego de salir a la luz el acuerdo secreto sobre Itaipú y, pese a la expectativa de un gran sector de la ciudadanía, aún no realizó grandes cambios o movidas dentro de su Gabinete. Analistas políticos como Marcello Lachi y José Carlos Rodríguez sostienen que al jefe de Estado le cuesta hacer cambios porque está atado a los líderes de su movimiento.

Marito tampoco reacciona para sacar al país del estancamiento económico agravado por la situación regional.

El mandatario solo se limitó hasta el momento a remover a los implicados directos en la crisis, como el titular de la binacional José Alberto Alderete y algunos consejeros, además del embajador ante Brasil Hugo Saguier Caballero y algunos técnicos de la ANDE. En tanto, el ex ministro de Relaciones Exteriores Luis Castiglioni se vio forzado a renunciar tras el escándalo, y como una medida paliativa para desactivar un juicio político en puerta antes de la unidad colorada.

Pese a que la ciudadanía espera que el mandatario eche sus cartas sobre la mesa y saque de su Gabinete a todos sus ministros cuestionados para reemplazarlos por personas íntegras y capaces, hasta ahora los cambios han sido escasos. Igualmente, mantiene a su asesor político Daniel Centurión y a su jefe de Gabinete, Julio Ullón, ambos muy cuestionados.

Hace una semana, justo antes de cumplirse un año de gobierno, el presidente se refirió a la percepción de la gente.

El mandatario afirmó que ya tomó algunas decisiones, pero que en los próximos días se tendrán más novedades. Sin embargo, hasta el momento tal cosa no ocurrió.

Una encuesta realizada por CIES para Última Hora, Noticias Paraguay, Telefuturo y Radio Monumental reveló que el 83,8 por ciento de las personas creen que el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, debe cambiar su Gabinete, mientras que el 16,2% piensa lo contrario.

En cuanto a los ministros más cuestionados y los que deben ser sustituidos, el sondeo reveló que el 54,4 por ciento opina que el ministro de Salud, Julio Mazzoleni, debe irse. Lo sigue el del Interior, Juan Ernesto Villamayor, con el 51,1 por ciento, y luego el de Hacienda, Benigno López (hermano de Marito), con el 28 por ciento. Seguidamente, aparece el ministro de Educación, Eduardo Petta, con el 24,4 por ciento.

Otras carteras de Estado también aparecen con bastantes críticas, como Trabajo, de Carla Bacigalupo, así como Obras Públicas, a cargo de Arnoldo Wiens.

Dejá tu comentario