Hora del Este

50 AÑOS DE HISTORIA

ESPECIAL. Luego de la caída del presidente argentino Juan Domingo Perón, en la década del '50, el gobierno paraguayo tomó la determinación de impulsar vigorosamente la llamada "marcha hacía el Este", buscando llegar al océano Atlántico, a través del Brasil.

Por Wilson Ferreira

El problema principal con que se tropezaba en la salida a través del Río de la Plata era el flete excesivamente caro, que tornaba poco o nada competitivo los productos que se exportaban, así como exageradamente caros los que se compraban del exterior.

Resultó de trascendental importancia la prosecución de la ruta hasta la orilla del río Paraná. Al frente de los trabajos se designó al entonces capitán Porfirio Pereira Ruiz Díaz, quién tuvo a su cargo contingentes de varias unidades militares para emprender la tarea.

Se trataba de construir unos 200 kilómetros, desde Coronel Oviedo. El trazado de la ruta ya se había hecho, por lo que el trabajo consistió básicamente en ganarle picadas al monte, en condiciones muy adversas.

Era común que quienes participaron de los duros trabajos se enfermen, o que se enfrenten a animales salvajes, o a fuertes y frecuentes lluvias.

Todo esto sirve para dimensionar el esfuerzo que significó la apertura de la carretera, que abriría nuevas perspectivas para el país, y que concluiría con la fundación de una ciudad.

En 1955 se había constituido la Comisión Mixta Paraguayo-Brasileña que iría a impulsar la carretera al Este. Y en 1956 se realizó un vuelo de reconocimiento sobre el Alto Paraná.

El entonces presidente Alfredo Stroessner (que gobernó el Paraguay durante casi 35 años, al frente de una larga dictadura) encomendó la tarea a su ministro del Interior, Edgar L. Insfrán, quien también es recordado por haber dirigido acciones represivas durante el stronismo.

Este sobrevoló los hasta entonces vírgenes montes del Alto Paraná, y llegó hasta el río Paraná, cuyas costas también fueron estudiadas. La idea de fundar una ciudad en el punto previsto surgió entonces, propuesta que fue aceptada y vehiculizada rápidamente.

El 3 de febrero de 1957 se fundó la inicialmente llamada Ciudad Puerto Presidente Stroessner, actualmente Ciudad del Este.

Pocos se pudieron imaginar, en ese entonces, que la fundación de la misma iría a cambiar radical y vertiginosamente la fisonomía del Alto Paraná.

Algunos pocos datos sirven para ilustrar el drástico cambio que experimentó la región.

En 1958, a apenas un año de la fundación, se instala una colonia a escasos 16 kilómetros del río Paraná, que luego vendría a constituirse en la capital industrial del Alto Paraná, la actual Minga Guazú.

En los años '60, dos emprendimientos resultan estratégicos: la construcción del Puente de la Amistad con el Brasil, y la construcción de la hidroeléctrica de Acaray, que modificó profundamente la realidad del Paraguay en cuanto al acceso a la energía eléctrica.

En los años '70, en 1973 se firma el tratado de Itaipú, proyectando construir la hidroeléctrica más grande del mundo, y apenas un año después se inician los trabajos de construcción de la represa.

Ciudad Stroessner y los municipios vecinos se poblaron rápidamente, tanto con paraguayos como con extranjeros, quienes concurrieron a realizar sus aportes para tornar aún más atractiva la zona.

El crecimiento poblacional fue explosivo. Brasil se convirtió en el principal mercado para los productos paraguayos y en el principal proveedor. La dependencia del Río de la Plata llegó a su fin.

UNA CIUDAD CON 256.750 HABITANTES

Ciudad del Este, asiento de la capital departamental, es la más poblada, con 256.750 habitantes, mientras que San Cristóbal es el distrito con menos cantidad de población en el departamento del Alto Paraná, ya que cuenta con sólo 8.957 habitantes.

A excepción de la capital departamental, los demás municipios presentan cifras relativamente similares en cuanto a población. La mayoría oscila entre los 17.000 y 20.000 habitantes.

Ciudad del Este es el único distrito del país, después de Asunción, que tiene el 100 % de población urbana, distribuida en 11.000 hectáreas y 45 barrios, incluyendo a las 5 áreas habitacionales pertenecientes a la Itaipú.

PARAÍSO DEL COMERCIO

Su desarrollo fue explosivo. Su ubicación , unida a la ciudad de Foz de Iguazú por el Puente Internacional de la Amistad por un lado y las circunstancias por otro, como la construcción de la represa de Itaipú, han hecho de esta ciudad el paraíso del comercio. El Producto Interno Bruto (PIB) de esta comunidad es muy alto: 7,95%.

Es la segunda urbe del país en población e importancia económica. El nombre original de la ciudad, Puerto Presidente Stroessner, fue cambiado en 1.989, después del golpe de Estado, que puso fin al régimen dictatorial.

Conocida inicialmente como la "ciudad jardín" por los muchos espacios verdes y paseos al aire libre previstos para su área urbana, el intenso movimiento comercial terminó por convertir a Ciudad del Este, antes que cualquier cosa, en la capital del comercio regional, comparada incluso con metrópolis como Hong Kong y Miami.

TOTALMENTE URBANA

La capital departamental es el único municipio, entre los 20 que conforman el departamento de Alto Paraná, donde la población se concentra en su totalidad en la zona urbana, característica que solo comparte con la capital del país, Asunción.

Los 20 distritos restantes cuentan con una importante cantidad de pobladores rurales distribuidos en compañías y colonias.

Ciudad del Este es el municipio que mayor presupuesto maneja en el Departamento, siendo el mayor polo comercial del país y la región. El presupuesto de este año asciende a 57 mil millones de guaraníes.

COMPARADA CON MIAMI Y HONG KONG

Desde inicios de los años 80 hasta entrada la mitad de los años 90, Ciudad del Este, la capital del departamento del Alto Paraná, fue el más dinámico centro comercial de América Latina. La ciudad está ubicada estratégicamente, haciendo frontera directa con Brasil y a muy poca distancia de la Argentina.

Además, otros factores favorecieron la instalación en la misma de miles de inmigrantes extranjeros, sobre todo árabes y chinos, cuyas actividades hicieron que la ciudad se convirtiese en el mayor movilizador de recursos del país.

En Ciudad del Este se comercializa con mucho vigor desde aparatos electrónicos hasta juguetes, pasando por una gran variedad de productos, que solamente no incluye automóviles y maquinarias pesadas.

Entre 1.995 y 1996 se estimaba que el comercio esteño había movido la sideral cifra de 16.000 millones de dólares por año, equivalentes por entonces a alrededor de tres veces el Producto Interno Bruto del país. Llegó a ostentar la calificación de tercera ciudad comercial del mundo, con volúmenes superados solo en Miami y Hong Kong.

CIUDAD EXÓTICA Y ÚNICA

Ciudad del Este es una metrópolis cosmopolita, de gran riqueza multicultural, llena de contrastes en su conjunto arquitectónico y urbanístico, que la convierten en una región exótica y única en todo país.

Siempre hay algo, diferente por descubrir. Esto es debido al gran abanico de culturas que la concentra, en lo que se refiere a la composición de su población.

La capital del Alto Paraná registró un acelerado crecimiento estructural y poblacional, que repentinamente fue frenada por la aguda crisis económica que sacudió a todo el país. Los diseños y colores de las construcciones de altura forman un gran contraste, que le da una característica muy especial.

Dejá tu comentario