Economía

40.000 usuarios tendrán agua recién esta noche

 

La Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay (Essap) recién esta noche normalizará el suministro de agua a los 40.000 usuarios de siete barrios de Asunción que se vieron afectados ayer por la falta del vital líquido, informó a este diario el titular de la aguatera, Natalicio Chase.

Esta situación generó el enojo de los ciudadanos de los barrios San Pablo, Mariscal López, Recoleta, Los Laureles, Santa María, San Cristóbal y Mariscal Estigarribia, que con el calor registrado ayer no tuvieron agua.

Chase explicó que la situación se dio por la reparación de una de las tres bombas de agua cruda que tiene la Essap en la planta de tratamiento VK3 de Viñas Cué, por lo que se dejó de producir 60.000 metros cúbicos de agua (60 millones de litros), lo que afectó a las zonas mencionadas.

“Mañana, apenas se terminen las reparaciones, que creemos que se dará en horas de la madrugada (de hoy), vamos a montar para que nuevamente funcione la planta VK3, pero eso va a requerir tiempo para recuperarse y todo el sistema nuevamente estará funcionando normalmente en horas de la noche”, expresó.

La función principal de la bomba es la toma del agua cruda del río Paraguay hasta depositarlo en la planta VK3 para su tratamiento.

“La bomba de agua cruda disminuyó ayer (por el miércoles) su capacidad de funcionamiento, primero en un 50% y después ya salió de circulación. La única opción que tuvimos fue la de desmontar la bomba y se llevó a reparar en dos lugares diferentes con empresas especializadas. Nos prometieron 24 horas de trabajo para reparar y a partir de ahí recién volverá a funcionar”, señaló.

Siguió: “En la planta de Viñas Cué está el 97% de la producción y 3% son pozos. Ahora, con la falta de una de nuestras bombas, no estamos enviando 60.000 metros cúbicos de agua por día a nuestros sistemas, que abastecen a esos barrios”.

SIN BOMBAS DE RESERVA. Chase explicó, asimismo, que la Essap actualmente no cuenta con bombas de reservas para este tipo de emergencias y dijo que recién ahora están licitando la compra de otras tres bombas, cuyo costo llega a USD 600.000 cada una.

“Esas bombas no existen actualmente en el mercado, se consiguen por pedidos especiales y se tardan entre cuatro y seis meses en entregarse porque se fabrican sobre pedido y lo único que nos sobra es reparar. Está prevista y licitada la compra de tres unidades de estas bombas, para cada planta. Esto para tener tres bombas de reserva”, señaló el presidente de Essap.

Dejá tu comentario