Especiales

10 películas que cumplen 20 años

1998 fue un año de películas inolvidables. En esta lista se presentan 10 filmes de Hollywood que tuvieron gran impacto en el público.

Por Lupe Galiano | lupegaliano@uhora.com.py

1. Shakespeare enamorado

La cinta es una oda al teatro. Narra ingeniosamente una aventura amorosa entre Viola de Lesseps y un joven William Shakespeare, que está empeñado en escribir su gran drama romántico: Romeo y Julieta.

Tanto la actriz Regina Bachero como el dramaturgo y director de teatro Hugo Robles destacan que lo más apasionante de la película es el guion. No en balde ganó siete premios Óscar, entre los que destaca justamente la distinción al mejor guion original. Además, ganó tres Globos de Oro y cuatro Bafta.

"La película tiene guiños sobre algunas características del teatro isabelino que resultan muy divertidos. La trama es atrapante y las actuaciones son convincentes. Me dan ganas de volver a verla", resalta Hugo Robles.

Regina Bachero dice: "Es una de las mejores comedias románticas que vi, con un guion inteligente, que juega con la vida y la obra de Shakespeare".

En esta cinta, la gran ganadora fue Gwyneth Paltrow, que no solo llevó el Óscar a la mejor actriz, sino el Globo de Oro, el Bafta y la distinción del Sindicato de Actores. En cambio, su partenaire Joseph Fiennes se quedó con las manos vacías. Otros actores que acumularon premios gracias a Shakeaspere in love son Geoffrey Rush y Judi Dench.

Embed

2. El show de Truman

Los críticos de cine Rebeca González Garcete y Sergio Cáceres coinciden en que esta es una de las mejores cintas del 98 por su alto contenido filosófico, ya que habla de la búsqueda de la identidad y la exposición constante ante los ojos de los otros, que no solo nos miran, sino que nos juzgan.

Para Rebeca "es una película importante sobre la búsqueda de la propia identidad y la libertad, así como las implicancias de mediatizar cada segundo de la vida. Un tema más que vigente". En tanto que Sergio dice que "muestra una realidad que ahora vivimos a plenitud: nuestra total dependencia del gran hermano. Ya no se trata de la televisión en nuestras casas, sino que nuestra vida es constantemente televisada".

Para el actor y director de teatro Agustín Núñez, en El Show de Truman es la manipulación de la vida personal en manos de los medios y el consumismo, llegando a puntos increíbles como la desaparición de la privacidad e intimidad. "Hoy, casos como este y peores ya son el pan de cada día", agrega.

En la cinta, Truman Burbank, adoptado y criado por una corporación, vive dentro de un show televisivo de realidad simulada que se centra en su vida, hasta que lo descubre y decide escapar, con resultados negativos.

El rol protagónico es de Jim Carrey, más famoso por sus muecas y contorsiones que por sus papeles de carácter. Pero en El show de Truman sorprende. "Saber que este filme fue dirigido por Peter Weir me hizo dejar de lado el prejuicio con respecto a Jim Carrey. Entré directo al cine, sin saber mucho de la trama. Así, el disfrute fue no solo mayor, sino inesperado. La sorpresa también estuvo en la actuación de Carrey, nadie mejor que él para ese papel (un año después, en El mundo de Andy, certificaría que lo suyo iba más allá de las tonterías usuales)", destaca Rebeca.

En la misma línea opina Agustín Núñez: "Jim Carey nunca me gustó como comediante. Siempre lo vi como primario y tosco en la elaboración tanto de sus de personajes como en las situaciones. Sin embargo, esta película me impresionó y me brindó una nueva mirada sobre sus dotes de actor".

Embed

3. ¿Conoces a Joe Black?

El reparto es lo mejor que tiene esta remake de La muerte de vacaciones (1934), del director Mitchell Leisen, ya que une al veterano Antonhy Hoppkins con Brad Pitt, cuya carrera en ese momento estaba en ascenso. Estos dos símbolos de Hollywood habían compartido escena poco antes en Leyendas de pasión (1994) y vuelven a encontrarse en Joe Black.

La actriz Lourdes García dice que la historia es fascinante. "Con esta película confirmé que Brad Pitt no solo es una cara bonita, sino que es un gran actor. Sus cambios de personaje –casi los muestra en la mirada– son magistrales", resalta.

La trama no es demasiado original: la Muerte encarna en un hermoso hombre (Joe Black) y busca asilo en la casa de su futura víctima. Ser humano le genera emociones desconocidas, entre ellas el amor.

Para algunos, la cinta es excesivamente larga: dura tres horas (2 horas con 58 minutos para ser más exactas), pero para otros es una oportunidad de reflexionar sobre la vida y la muerte. "Vi por lo menos cinco veces esta película y nunca me canso de verla. La historia es fascinante", resalta Lourdes García.

Embed

4. La delgada línea roja

No es la primera ni será la única película de guerra que hable del desembarco en la isla de Guadalcanal, donde los soldados estadounidenses se enfrentan a la resistencia de los efectivos del Ejército Imperial Japonés. Antes, en 1943, Antonhy Queen interpretó Guadalcanal Diary y, en 1964, Keir Dullea y Jack Warden protagonizaron la primera versión de La delgada línea roja.

Esta cinta de 1998 logra reunir un reparto estelar numeroso: Sean Penn, Jim Caviezel, John Cusack, Adrien Brody, Woody Harrelson, John Travolta y Nick Nolte, entre otros connotados actores. Incluso George Clooney y Mickey Rourke filmaron varias escenas, pero luego no aparecieron en la película.

Pero más allá de los nombres conocidos, se trata de un largometrarje conmovedor, donde el factor humano está por encima de las balas que caracterizan a las cintas bélicas.

"Es una joya del cine. Es cine bélico, pero es un poema como creación cinematográfica. Gran parte de la historia se filmó a la hora mágica (el atardecer), lo que permite una textura fotográfica alucinante", destaca el director y dramaturgo Nelson de Santaní, que estrena La Reina de Tacumbú en la Sala Molière de la Alianza Francesa.

La delgada línea roja tuvo siete nominaciones a los Óscar, pero no llevó un solo galardón. Con premios o sin premios, deja una gran lección de vida: "Cada alma forma parte de una Gran Alma. Todos los hombres son el mismo hombre".

Embed

5. Rescatando al soldado Ryan

Otra historia bélica que tuvo un gran impacto en el público, en los premios y en la taquilla fue Saving Private Ryan (Salvar al soldado Ryan o Rescatando al soldado Ryan). Supuso el segundo Óscar para el director Steven Spielberg, cuya primera estatuilla fue por La lista de Schindler, aunque en años anteriores estuvo nominado por las inolvidables cintas: Encuentros cercanos del tercer tipo, En busca del arca perdida, ET y El color púrpura.

Con esta cinta que narra tan realistamente la guerra que muchos espectadores no aguantan más de 20 minutos, Tom Hanks volvió a estar en la lista de los favoritos, pero la suerte no le tocó. Después de ganar el Óscar al mejor actor en dos ocasiones, con Filadelfia y Forrest Gump, con Salvando al soldado Ryan se quedó en la nominación. Pero con premios y sin premios, Hanks es uno de los actores más prolíficos y versátiles de Hollywood, ya que hizo desde papeles románticos (Sintonía de amor), hasta animados (Woody, de Toy Story).

Embed

6. Bichos, una aventura en miniatura

La historia del inventor novato Flick, que solo causa problemas al hormiguero, fue la segunda película animada de Pixar y causó casi el mismo impacto que el primer largometraje: Toy Story.

Con esta animación, el estudio Pixar lanza un mensaje político: la única forma de combatir a los opresores es la unión. "La película quiere trasmitir que si uno está oprimido lo mejor que puede hacer es unirse para tener más fuerza y combatir a alguien poderoso. Incluso en ese momento algunos tildaron a la cinta de izquierdista y revolucionaria", señala el crítico de cine Sergio Cáceres.

Esta cinta kidult (hecha para niños, pensada en los adultos) fue la más taquillera de Estados Unidos.
Un dato curioso es que ese año también se estrenó AntZ (HormiguitaZ), de DreamWorks, la productora de Steven Spielberg, otro filme de animación que transcurre en una colonia de hormigas y cuya temática es parecida: el poder, la autoridad y el colectivismo versus el individualismo.

En ambos casos –Bichos y HormiguitaZ–, la fábula de Esopo da unas cuantas vueltas para dejar en claro que las utopías existen y se pueden alcanzar.

Embed

7. Tienes un e-mail

El furor de la www (World Wide Web) está en auge en 1998 y quien más quien menos tiene una cuenta de correo electrónico y un servicio de mensajería instantánea. Por otra parte, la globalización y los grandes negocios están haciendo estragos en la pequeña economía. Un nuevo estilo de vida está comenzando en el mundo entero y hará estragos en la apacible forma de relacionarnos que conocíamos hasta entonces. Este es el telón de fondo de una historia de amor contada con sensibilidad y sin cursilería, probablemente porque la directora es una mujer: Nora Ephron, quien escribió el ingenioso guion de la comedia romántica Cuando Harry encontró a Sally.

Para Tienes un e-mail, reunió a una pareja a la que ya dirigió en Sintonía de amor (Sleepless in Seattle): Tom Hanks y Meg Ryan. La química entre ellos funciona y eso es básico para que una comedia romántica funcione. Sin escenas de sexo, sin violencia y sin chistes de mal gusto, es una peli que no pasa de moda.

Embed

8. Loco por Mary

El peinado de Mary con semen en un malentendido nada simpático es la única escena inolvidable de esta comedia, que fue la cuarta más taquillera de Estados Unidos. El resto de la cinta es perfectamente olvidable. Sin embargo, el American Film Instituto la incluyó en el puesto número 27 de las 100 películas más graciosas de los últimos 100 años, lo que supone compartir el cartel con verdaderos grandes del cine, como los hermanos Marx, Jack Lemon, Chaplin, Marilyn Monroe y otros.

El actor y director de teatro Agustín Núñez dice que la película le pareció una comedia norteamericana diferente. "Me sorprendieron ciertos elementos, hasta bizarros, ubicados en la cinta de tal forma que terminaron divirtiéndome y mucho", agrega.

Lo cierto y lo concreto es que There's something about Mary fue un espaldarazo para Ben Stiller, que ya llevaba sus añitos en Hollywood, pero sin mucha notoriedad. Actualmente es uno de los hombres más ricos de la industria cinematográfica.

Mientras que Mary (Cameron Diaz) ya era famosa por sus actuaciones en La máscara (con Jim Carrey) y La boda de mi mejor amigo (con Julia Roberts), aunque su papel más interesante es el de Fiona en Shrek.

Embed

9. American History X

Lo mejor de Historia Americana es Edward Norton. Los periodistas y los críticos distinguieron al novato actor que en ese momento tenía 28 años. La International Press Academy le concedió el premio Satellite a la mejor actuación en cine y la Southeastern Film Critics Association le otorgó el galardón al mejor actor. Estuvo nominado al Óscar, pero le ganó Roberto Begnini por La vida es bella, una mala película extranjera que conmovió a la Academia.

En American History X, los grupos neonazis están en alza, el racismo es real en los Estados Unidos y los protagonistas sufren. Pero al final, como en la mayoría de las películas de Hollywood, llega la gran lección: "El odio es un lastre, la vida es demasiado corta para estar siempre cabreado".

Embed

10. Armageddon

Si de cine de catástrofe se trata, esta es la película con mayúsculas, con un elenco encabezado por uno de los más destacados actores de acción de Hollywood: Bruce Willis.

El Apocalipsis llegó y se hizo sentir con una banda sonora que puso a temblar las salas de cine. La película logra reunir a grandes bandas estadounidenses del pop y el rock, como Aerosmith, Jon Bon Jovi, Journey, Our Lady Peace y Patti Smith, entre otros. "Los efectos especiales, la edición de sonido y la banda sonora son los puntos fuertes de Armagedón. Aerosmith creó otro clásico con la canción "I don't want to miss a thing", que además estuvo nominada al Óscar en 1998", destaca el subeditor de Arte y Espectáculos de Última Hora, Marco López.

Embed


Dejá tu comentario