Economía

10 consejos para que tu CV tenga impacto

 

La búsqueda de empleo es una odisea que se atraviesa a veces con esperanza y a veces con angustia. Sabiendo que se compite por un lugar al que también se presentarán candidatos con similares condiciones, debemos encontrar la manera de ser irresistibles. ¿Cómo lograr ese impacto deseado y conquistar una oportunidad laboral?

1. Información relevante. Tu currículo es tu carta de presentación, es el instrumento que permite al seleccionador clasificar entre los postulantes a los candidatos que reúnen el perfil para determinado cargo. Entonces, si buscan un contador, revisarán cientos de CVs para filtrar aquellos que ostentan ese título y supongamos que se quedan con 30 posibles candidatos. Luego, se fijarán en su experiencia laboral y quizás en los cursos de especialización más relevantes para ese rol. De esa manera, han podido llegar a seleccionar 10 perfiles, por ejemplo. En esa etapa, evaluarán los datos que agregan valor, como tu compromiso con la comunidad, trabajo en equipo y actitud de servicio. No te olvides de que no hay segunda oportunidad para una primera impresión.

2. Formato: Prácticamente no se utiliza nada impreso, podes enviar tu currículo por correo electrónico o cargarlo en la web de las consultoras de RRHH. Si vas a enviarlo por email, es importante que sea un solo archivo y que este grabado en PDF. El nombre del archivo puede ser: Currículo de Juan Jara. No envíes archivos que no identifiquen lo que estás enviando, puede ser desechado automáticamente por temor a contenido dudoso. No hagas tu currículo en el cuerpo del email, envíalo como archivo adjunto, pues el seleccionador clasifica los currículos en carpetas donde identifica por cargo o perfil, si escribís en el correo, probablemente no se tome la molestia de abrir un archivo en blanco, traspasar allí tus datos y grabar un nuevo archivo con tu nombre.

3. Expectativas: Si estás respondiendo a una búsqueda específica, seguramente en la publicación o el flyer colocaron una referencia, entonces, en el asunto del email, será importante que coloques ese dato. En caso de que estes enviando tu currículo de manera general, entonces podrías colocar para que cargos o áreas te estás postulando, por ejemplo: Postulación secretaria. Un dato no menor, se observa como algo negativo cuando la persona manifiesta “para cualquier cargo y área” pues implica que no tenés en claro tu expectativa, tu búsqueda es más por desesperación o necesidad que por vocación de trabajo, nadie quiere trabajar “en cualquier cosa”.

4. Tipografía, diseño y expresión: Utiliza un tipo de letra convencional, como por ejemplo Calibrí o Arial, en tamaño 11 o 12. El diseño debe ser limpio y claro para identificar los temas que estás exponiendo como datos personales, experiencias laborales, antecedentes académicos y otros. Por lo tanto, de ser posible, no se recomienda utilizar distractores como podrían ser dibujos, viñetas, colores, dibujos u otros.

5. Datos reales y comprobables: Todo lo que expreses o detalles en tu currículo debe poder ser verificable, como los estudios o experiencias, así también los idiomas o los programas informáticos que utilizas.

6. Extensión: En general la gente no tiene tiempo ni paciencia para una lectura larga, el currículo debe ser un resumen no una bitácora. Dependiendo de tu edad, de tu experiencia y de tu profesión podrá ser muy largo si vas describiendo cada curso que hiciste. Concéntrate en lo que genera valor para el cargo o función a la que estás aspirando ser seleccionado. Lo ideal es que tu CV no tenga más de una página, de hecho, es una forma de demostrar tu capacidad de síntesis y de respeto el tiempo ajeno.

7. Fotografía: Una imagen vale más que mil palabras, entonces, pregúntate: La imagen que estás proyectando, ¿es coherente con el cargo al que estás aspirando? Lo ideal, una fotografía tipo carné, sonrisa natural (no con la sonrisa de tu foto de redes sociales, pero tampoco tan serio como en tu cédula), fondo blanco, vestimenta y peinado “normal”, maquillaje natural (en el caso de las mujeres). También es recomendable que tu fotografía coincida con la persona que se presentará a la entrevista, porque ya nos ha pasado que esperamos a una persona y cuando llega, no se parece en nada a la fotografía. Entonces, quien quiere parecer, tiene que ser y aparecer, lo más importante es que seas una persona íntegra. Recuerda también que tus redes sociales son públicas, por lo que el seleccionador también puede mirar en tu perfil para conocerte mejor. Allí conocerá tus temas de interés, como son tus amigos, y hasta el lenguaje o tipo de expresiones que utilizas.

8. Certificados y documentos: Si te llaman a una entrevista personal, podes llevar copia de los certificados y otros documentos que consideres relevantes por si los precisen. Pero en tu currículo podrías colocar al pie de tu currículo un asterisco diciendo: *Certificados y documentos a disposición del interesado.

9. Orden de exposición y fecha: El uso comercial señala que, por respeto al lector, se debe colocar primero lo más actual, lo último realizado en experiencia laboral o el orden de prioridad de los estudios. Aquello realizado hace más de 10 años, solo debe ser colocado en caso de que se considere relevante aun en este momento de la vida.

10. Referencias: Se estima conveniente colocar 3 referencias personales y 3 referencias laborales. Lo ideal sería que las referencias personales no correspondan al entorno familiar cercano ni tenga apellidos en común con el postulante. Las referencias laborales deben ser de personas que tuvieran un cargo superior al postulante y que hayan trabajado teniéndolo a su cargo jerárquicamente.

Dejá tu comentario