23 de agosto
Miércoles
Despejado
24°
34°
Jueves
Despejado
25°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Sábado
Muy nublado
20°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Interior
lunes 17 de abril de 2017, 01:00

Zonas de Itapúa y Ñeembucú quedan con destrozos tras nuevo temporal

Fuertes vientos, granizos del tamaño de un huevo y desborde de arroyos hubo en Itapúa, originando 5 evacuaciones. En Laureles (Ñeembucú) volaron techos. En San Javier, Misiones, urgen acelerar trabajos.

Un temporal con fuertes vientos y puntual granizada se abatió sobre el distrito de Tomas Romero Pereira, Itapúa, en la noche del sábado. Según reportes del lugar, el evento climatológico duró solo unos minutos y se precipitó únicamente en algunos barrios de la ciudad de María Auxiliadora y otras dos compañías rurales del distrito.

El corresponsal Antonio Rolín informó que el temporal también ocasionó la crecida y desborde de arroyos en la zona de Pirapey 49, donde unas cinco familias tuvieron que ser evacuadas por bomberos de la localidad de Edelira.

De acuerdo con el relato de vecinos afectados por el fenómeno natural, el tamaño de los granizos era similar a un durazno o a un huevo.

EN ÑEEMBUCÚ. Una fuerte tormenta de lluvia, con granizos y vientos huracanados causó voladuras de techos y la caída de árboles y postes de la luz y telefónicos, pero no víctimas personales, en Laureles y sus compañías, en Ñeembucú, informó el corresponsal Juan José Brull.

Voceros de la Policía Nacional informaron que las localidades de Laureles y Lomas se vieron afectadas, donde se registraron voladuras de techos, daños en edificaciones, caídas de árboles y cortes en el servicio eléctrico. Igualmente, el fenómeno meteorológico dejó secuelas en los cultivos.

Carmelo Jara, radialista de la zona, refirió que el sábado siendo aproximadamente las 17.30 el cielo se oscureció repentinamente, a continuación se desató una furiosa tormenta, con caída de granizos, vientos huracanados y una torrencial lluvia. El evento severo causó pánico en la población. Según comentó Jara, los vientos soplaban de todas las direcciones.

EN MISIONES. En la compañía San Javier, de San Ignacio, Misiones, donde el sábado 8 cayó un tornado de 150 km/hora, con la torrencial lluvia del sábado pasado algunos vecinos se refugiaron en casas de parientes, mientras otros se arreglaban como podían en las pequeñas carpas que fueron colocadas por el EBY a las familias que perdieron sus casas, reportó la corresponsal Mariela Rivarola

Los afectados indicaban que las casas que no cayeron con el tornado están con fisuras y las tejas completamente movidas, por lo que es un peligro intentar refugiarse bajo ellas cuando llueve, porque apeligran sus vidas estando adentro. Esperan que los entes que se comprometieron en ayudar aceleren más los trabajos de reparación y reconstrucción de las casas, ya que todas las familias tienen niños y ancianos que necesitan de la morada cuando llueve.

La caída de granizos de tamaño considerable se registró el sábado a la tarde en las compañías Alcaraz-Kue y Potrero Alto, de Santa Rosa, Misiones, informó la corresponsal Vanessa Rodríguez.

""Nos llevamos un gran susto porque es la primera vez que granizos de ese tamaño y cantidad caen en la comunidad", dijo Perla Maidana, vecina de la compañía Alcaraz-Kue.

"Menos mal no causó daño en las casas, pero podría afectar a los cultivos, aunque no duró mucho tiempo", expresó la pobladora Maidana.

En el barrio San Martín de Potrerito Yvate, compañía del distrito de San Patricio, Misiones, la lluvia afectó el estado de los caminos de acceso. La granizada fue de menor proporción.