22 de mayo
Miércoles
Lluvioso
19°
25°
Jueves
Lluvioso
17°
25°
Viernes
Cubierto
13°
24°
Sábado
Parcialmente nublado
10°
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 11 de mayo de 2017, 02:04

Zhang Yimou admite el fracaso de su última superproducción y asume las culpas

Pekín, 11 may (EFE).- El laureado realizador de cine Zhang Yimou, cuya obra más reciente, "La Gran Muralla", es la superproducción más cara del cine chino, lamentó los malos resultados que está teniendo la película en mercados internacionales como EEUU, y se consideró responsable de ellos.

"Probablemente la historia es un poco débil, o no escogimos el tiempo adecuado, o no hicimos un buen trabajo al hacer la película", admitió Zhang en declaraciones que hoy publica el diario local China Daily.

El director chino, premiado en festivales europeos por filmes como "Sorgo Rojo" o "La Linterna Roja", afirmó sin embargo que las estrellas contratadas para la película, como Matt Damon, hicieron un buen trabajo y estuvieron "espléndidos" en la película.

"La Gran Muralla", un film de fantasía en 3D que juega con la idea de que el famoso monumento de China se construyó para defender al imperio de monstruos sanguinarios, costó 150 millones de dólares y ha logrado recaudar 332 millones en todo el mundo, pero sólo 45 millones en Estados Unidos, uno de los grandes mercados del cine.

En China, pese al gran despliegue publicitario y en salas de cine de todo el territorio nacional, la superproducción sólo recaudó 171 millones de dólares, y aunque aspiraba a romper récords de taquilla actualmente sólo es la vigésimo primera película más vista en la historia del país.

La película es además una de las primeras coproducciones de la industria china del cine con Hollywood, de la mano de los estudios Legendary, adquiridos el pasado año por la multinacional inmobiliaria y del entretenimiento Wanda, fundada por el magnate Wang Jianlin.

Zhang expresó su esperanza en que los discretos resultados de su película no frenen la colaboración entre el cine chino y el de Hollywood, e invitó a otros realizadores de su país a que se involucren en este tipo de proyectos cooperativos.

"Todos los comienzos son difíciles, creo que este inicio tiene su valor y espero que haya más cooperaciones como ésta, que la gente no pare sólo porque el resultado no ha sido bueno". subrayó.