8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Tormentas
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 30 de octubre de 2016, 02:26

Zarco hizo valer su superioridad en Sepang para sentenciar el título mundial

Sepang (Malasia), 30 oct (EFE).- El francés Johann Zarco (Kalex) hizo valer su superioridad en la categoría para sentenciar con autoridad su segundo título mundial consecutivo al vencer en el Gran Premio de Malasia de Moto2 que se disputó hoy, domingo, en el circuito de Sepang.

Zarco planteó una estrategia de carrera perfecta, sin asumir riesgos al principio de la misma, esperando el momento decisivo para doblegar a sus rivales de turno y una vez hecho esto, enfilar directo hacia su segundo título de campeón del mundo de Moto2 sin la oposición de ninguno de sus contendientes.

La lluvia, que comenzó a caer de manera casi torrencial, dejó claro que la carrera de Moto2 iba a ser en mojado en esas condiciones, bajo un intenso aguacero, se apagó el semáforo para que el alemán Jonas Folger (Kalex) fue el primero en ponerse al frente de la prueba, aunque en apenas unas curvas lo superó el italiano Franco Morbidelli (Estrella Galicia 0'0 Kalex).

El italiano comenzó a marcar un fuerte ritmo que puso en fila india a todos sus rivales y con muchas precauciones por parte del líder del mundial, el francés Johann Zarco (Kalex), que en Sepang podía proclamarse matemáticamente campeón del mundo de Moto2 por segundo año consecutivo con sólo sumar tres puntos más que el suizo Thomas Luthi (Kalex), su más inmediato perseguidor.

En la segunda vuelta la carrera ya perdió a dos de sus principales contendientes, el británico Sam Lowes (Kalex) y el español Axel Pons (Kalex), que había sido tercero de entrenamientos, mientras que Alex Rins (Kalex) se empeñó en realizar su particular remontada desde la vigésimo tercera plaza en la salida.

En esa misma segunda vuelta, Rins ya había conseguido pasar duodécimo, con Zarco por entonces segundo y Luthi sexto, lo que de acabar así le daba el título mundial al francés.

Poco a poco, y merced al ritmo impuesto por el piloto de Estrella Galicia 0'0 delante, se abrió un hueco con un trío formado por Morbidelli, Zarco y Folger, mientras por detrás un quinteto, con el belga Xavier Simeon (Kalex), el malayo Hafizh Syahrin (Kalex), el español Alex Márquez (Estrella Galicia 0'0 Kalex), que salió vigésimo primero, el suizo Thomas Luthi y el italiano Lorenzo Baldasarri (Kalex), intentaban no perder comba.

Rins, entonces, apenas había ganado un puesto, undécimo, aunque en un par de vueltas se puso al frente de un grupo que luchaba por la novena posición, a casi cinco segundos del quinteto perseguidor de los líderes y ya sin opciones de ascender mucho más, lo que dejaba a Luthi como el único piloto en pista capaz de "amargar" el segundo título consecutivo del francés Zarco en Moto2.

Zarco dejó entrever sus ganas de proclamarse campeón del mundo venciendo la carrera desde ocho vueltas antes de su conclusión, cuando comenzó a atosigar a Morbidelli, a quien le fue enseñando la rueda de su moto en varias ocasiones hasta que un giro más tarde, en el decimocuarto de los diecinueve programados, le adelantó.

Apenas una vuelta más tarde, Johann Zarco demostró que estaba esperando su momento, cuando marcó la vuelta rápida de carrera, más de un segundo por debajo del anterior registro semejante, una vuelta más tarde volvió a repetir acción al hacer un 2:21.879 que era segundo y medio más rápido que cualquiera de sus rivales y literalmente sentenciaba, salvo error en forma de caída o avería mecánica el nombre del vencedor de la carrera y nuevo campeón del mundo.

El suizo Thomas Luthi acabó en la sexta posición, justo por delante de los españoles Alex Márquez y Xavier Vierge (Tech 3), con Isaac Viñales (Tech 3) décimo, Alex Rins decimocuarto, Edgar Pons (Kalex), decimonoveno e Iker Lecuona (Kalex), en la vigésimo segunda posición.

Juan Antonio Lladós