9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
27°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
ETC
lunes 18 de julio de 2016, 23:29

Youtubers dan una lección a pedófilo

Tres jóvenes que se dedican a grabar videos de bromas en las calles y las comparten en YouTube decidieron aprovechar que miles de personas los siguen en las redes sociales y dieron una lección a un pedófilo. Le hicieron pedir perdón y le obligaron a prometer que "nunca más lo volvería a hacer".
Yao Cabrera, Gonzalo Goette y Tomás Oranges son los youtubers de nacionalidad argentina que se hicieron pasar por una menor de 12 años en una red social de citas, crearon un perfil en Facebook y utilizaron el número de WhatsApp de uno de ellos para concretar un encuentro con un hombre que mostró ser un "experto pedófilo".

La página de citas en donde se inician conversaciones con desconocidos se llama Omegle, una red en donde se puede conversar sin dar a conocer dato alguno. Tras una serie de chats abiertos, Yao encontró a un supuesto pedófilo de 19 años que quería "tirarle leche por la cara" a la menor.

Embed

"Empecé a buscar gente con quien escribir y encontré a un pedófilo que vive en Buenos Aires, Argentina. Me hice pasar por una nena de 12 años, a la cual le creamos una cuenta de Facebook. Quedamos en encontrarnos en un parque de Argentina y luego utilizamos una línea de WhatsApp para contactarlo", explicó Gonzalo Goette en el material levantado a YouTube.

El hombre se identificó como Demetrio Dángelis de 19 años, quien acosaba en prácticamente todos los mensajes a "la menor", quien era personificada por los youtubers.

El objetivo de los jóvenes era dar una fuerte lección al "pedófilo" en cuestión. Lo citaron en una plaza y grabaron el momento en el cual dieron cátedra al supuesto abusador.

Ya que Demetrio decía que quería "llenar de semen" la cara de la supuesta nena, los chicos llevaron una botella de leche y luego de tirarle al suelo a Dángelis, le derramaron la bebida por la cara, mientras un grupo de personas se acercaba a ver qué pasaba.

Finalmente le hicieron prometer al joven que no lo volverá a hacer y lo obligaron a que pida perdón mirando hacia la cámara. El joven se sinceró y agradeció que "no lo caguen a palos".

Este material audiovisual tiene al menos unas 874.681 visualizaciones hasta la fecha.