9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
27°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Arte y Espectáculos
domingo 3 de julio de 2016, 01:00

Yo antes de ti: Si la conoces, luego ya solo querrás vivir

El exitoso campo de sagas de fantasía para adolescentes tiene desde hace unos años una ramificación donde se deja de lado lo fantástico y el relato narrado en varias entregas.

Sergio Cáceres Mercado

saceres.sergio@gmail.com

Son historias simples, pero que cuentan situaciones de extremo sufrimiento, a veces a causas de enfermedades y, otras veces, por dramas familiares. Son jóvenes cuyos problemas existenciales son inmediatamente empatizados por el público de todas las edades y géneros. Por supuesto, todas están basadas en novelas juveniles, lo que si el guion adaptado está bien trabajado, asegura una trama sólida.

La película que nos toca comentar presenta a dos personajes, divergentes en todo sentido, pero que al final se encontrarán al tocarse sus extremos. Uno es un joven de familia rica, que fuera un exitoso dandy hasta que un accidente de tránsito lo deja parapléjico; la otra es una chica de clase trabajadora que acepta el trabajo consistente en cuidar de aquel. Ella es extrovertida, risueña y con unos atuendos chillones que llaman la atención a kilómetros; él ha adoptado un carácter huraño, incluso cruel con los demás, y solo busca la soledad de su apartamento. Acá hay que mencionar que Emilia Clarke está excelente en su papel de chica inocente, lo que demuestra su versatilidad como actriz ante sus fanáticos seguidores en Game of Thrones.

Lo previsible es parte de estas películas, y el encuentro de almas ocurre indefectiblemente. Y tal encuentro tiene de todo: risas, lágrimas, ternura y decepción. Estas cualidades tan humanas son su principal atractivo, y lo que explica su éxito. Llegan al corazón y eso en estos tiempos hace mucha falta, aunque a veces sea solo para entretenernos y recordarnos por un rato que hay cosas en la vida que son mucho más importantes y que las tenemos completamente olvidadas. Solo por este último detalle (y el paisaje histórico escocés), la película es altamente recomendable.

Calificación: ***1/2 (buena a muy buena)