8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Tormentas
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
domingo 31 de julio de 2016, 01:00

Ycuá: Sellan recuerdos de víctimas en el futuro santuario del Memorial

La señora Gladys Ramírez Vda. de Agüero intenta ubicar unos moldes de confitería sobre el encofrado de madera para eternizar, en una placa de hormigón diluido, el recuerdo de su marido que trabajaba como repostero en el siniestrado supermercado Ycuá Bolaños.

Así como ella, otros familiares de víctimas impregnaron objetos pequeños –un reloj, un silbato o un zapatito– representativos de la persona que perdió la vida en el incendio ocurrido hace doce años.

La mayoría se sumó a la “construcción participativa” incrustando una flor de tajy (lapacho) en la losa de cemento que ocupará un espacio especial en lo que será el santuario del Memorial.

Con esta actividad se dio inicio, ayer, a la creación del Sitio de la Memoria 1-A, cuya construcción arrancará recién en octubre próximo, según anunció Vladimir Velázquez, director de Gabinete de la Secretaría Nacional de Cultura (SNC), que junto a la Municipalidad de Asunción financia este proyecto.

Embed

Esperanza. El arquitecto Francisco Tómboly, del estudio ganador “- = + x -” (Menos es igual a más por menos), explica que la obra fue concebida para ser un espacio de multipropósito que honre la memoria de las víctimas; genere una instancia de reflexión y ofrezca una serie de servicios públicos para la comunidad.

Para los familiares del Ycuá, esta iniciativa representa una bocanada de esperanza que les permitiría curar heridas y aliviar el peso de la ausencia. Desde aquel domingo trágico, esperan que desaparezca esa ruina de dolor para trocarla en un paisaje de paz, donde puedan juntarse para recordar dignamente a sus seres queridos.

“Es un recordatorio para ellos que se merecen. Ellos ya están en el cielo, felices. Nosotros que estamos en la tierra somos los que seguimos luchando y sufriendo”, comenta Silvia Gamba Vda. de Bogarín, quien observa que este proyecto logró unir al grueso de familiares y víctimas del 1-A.

Tómboly especifica que cada placa se colocará en la base de una torre de 18 metros que tendrá techo de vidrio con un tanque de agua. Esto permitirá que la luz solar ilumine el sitio donde habrá 400 espacios iguales para que las personas recuerden a sus familiares en una atmósfera de espiritualidad y privacidad.

Otro de los puntos emblemáticos del proyecto será lo que fue el estacionamiento. Ese lugar público tendrá una laguna artificial, con sistema de limpieza por fitodepuración, iluminada por “400 haces de luz perforando el zócalo de la penumbra”. Encima, habrá una plaza con fuentes de agua provenientes de la laguna.