6 de diciembre
Martes
Mayormente nublado
22°
32°
Miércoles
Mayormente nublado con tormentas
23°
32°
Jueves
Lluvioso
21°
28°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Especiales
jueves 3 de noviembre de 2016, 02:00

Yaguaretés obligados a dejar su hábitat por deforestación en Paraguarí

VIDEO. La presencia de yaguaretés en las serranías compartidas por Ybytymí, La Colmena e Ybycuí, en el departamento de Paraguarí, es causa de la preocupación de los pobladores. Los animales dejaron su hábitat para buscar alimentos en las zonas pobladas. La masiva deforestación de los cerros de la zona podría explicar esta atípica situación.

Por Rodrigo Houdin - @rodrigohoudin

Imágenes: Aldo Sánchez

La alarma se encendió hace unos 20 días, cuando pobladores reportaron la misteriosa desaparición de terneros. Sin embargo, la causa no tardó en salir a la luz. Rosa Ibáñez es una pobladora de la compañía San Blas de Ybytymí. La mujer se encontró con uno de los felinos cuando lavaba su ropa en un arroyo que cruza a 40 metros detrás de su casa, donde vive con su esposo e hijos.

"Estaba con mi hija lavando las ropas. De repente, escuchamos un ruido y enseguida un gruñido. Al instante supe que se trataba de un yaguareté. Ahí mismo tiramos lo que teníamos en la mano y salimos corriendo", relató. Tanto ella como su marido, Tomás Salas, viven atemorizados después de la experiencia.

Embed

Don Tomás relata que siempre se manejó la información de que sobre los cerros de la zona viven estos animales. Él cree que, al no encontrar más alimentos y perder su espacio, los felinos bajan a buscar cómo alimentarse y se encuentran con el ganado, animales domésticos, entre otros.

Siguiendo los rastros de los "traviesos" yaguaretés y testimonios de los pobladores, llegamos hasta un cerro de nombre Pindó, a solo unos pocos kilómetros de la ruta que une Acahay y La Colmena.

Embed

Según los pobladores, hasta la fecha unos seis terneros y un chancho fueron presa de los animales. Se trata de una hembra que recorre con su cría y un solitario macho que también recorre la zona. Las huellas, avistamientos y restos de animales muertos los delatan.

Destruyen su hábitat

Desde lo alto del cerro Pindó, situado en Acahay, se observa la humareda proveniente de los hornos utilizados para la fábrica de carbón. Los terrenos deforestados, en muchos casos, terminan como pastura para el ganado, a unos 300 metros de altura y a pocos metros de la población.

Embed

Mario Torales, guardabosques del Parque Nacional de Ybycuí, lamenta que estas serranías no estén declaradas como área protegida y señala que tras el monitoreo se comprobó que esa zona es su hábitat natural y no el Parque Nacional, como se creía en un principio.

"A simple vista se nota de que hay mucha deforestación en el cerro. Este es un corredero y los yaguaretés bajan a buscar comida porque tienen su cría. Están matando a terneros porque se quedan sin su hábitat.

Embed

Torales cree que los pobladores no denuncian estas actividades ilícitas, que no solo depreda los bosques, sino que también deja sin su hábitat a muchos animales, entre ellos el yaguareté.

"La gente deforesta y hace carbón y están también las estancias que deforestan y plantan pasto para alimentar al ganado. Necesitamos de todas la instituciones para acabar con esto. Los pobladores no denuncian ya que muchos de ellos trabajan con los carboneros o en las estancias", indicó.

Embed

El funcionario de la Secretaría del Ambiente señaló que para combatir con este flagelo sería importante declarar esta zona como área protegida. Además, apuntó que se debe concienciar a los pobladores sobre la importancia que tienen esos bosques.

Actividad ilícita

El decreto Nº 1883 1/86 en su artículo quinto señala taxativamente: "Prohíbase los desmontes en terrenos con pendientes mayores de 15%. En terrenos con pendientes menores al 15% y mayores al 5% dedicados a cultivos agrícolas deberán realizarse prácticas de conservación de suelos a fin de evitar la erosión".

Embed

Esta zona comprende unas 3.300 hectáreas de serranías, terreno rocoso, bosques y nacientes de agua. El terreno, sin duda alguna, es ideal para estos animales que están en peligro de extinción. Estos jaguares generalmente se desplazan en un territorio de entre 25 y 40 kilómetros cuadrados. En este terreno los pecaríes y cérvidos, comida favorita de los felinos, son abundantes.

Este tipo de hechos también pone en peligro parte del área protegida del Parque Nacional de Ybucuí, que se sitúa a unos pocos kilómetros de la zona y donde gran cantidad de especies animales viven en su estado natural. Este importante patrimonio natural comprende unas 5.400 hectáreas.