28 de marzo
Miércoles
Mayormente despejado
19°
33°
Jueves
Muy nublado
21°
33°
Viernes
Mayormente nublado
21°
33°
Sábado
Mayormente nublado
19°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Interior
sábado 31 de diciembre de 2016, 01:00

WWF denuncia grave deforestación en áreas protegidas de Canindeyú

A través de un informe, la organización reveló la destrucción de un área importante, que es de los últimos remanentes del Bosque Atlántico de la Región Oriental, en total violación de la Ley 5045/13.

Elías Cabral

CANINDEYÚ

La Organización Mundial de Conservación (WWF-Paraguay), a través de un reciente informe, reveló la destrucción de una importante área que corresponde a los últimos remanentes del Bosque Atlántico de la Región Oriental, en total violación de la Ley 5045/13 de Deforestación Cero. Dichas irregularidades fueron denunciadas ante las instituciones de control correspondientes, según señala el documento.

El sistema de monitoreo satelital de la organización detectó la deforestación de 1.314 hectáreas durante el periodo 2009-2016, de las cuales 685 hectáreas que corresponden a un 52% sufrieron la depredación en el año 2016 en la Reserva Privada Morombí, que abarca los departamentos de Canindeyú y Caaguazú.

Igualmente, en la comunidad indígena Kuetuvy Ko'eti, más conocida como finca 470, asentada en el distrito de Yby Pytá, Canindeyú, unas 1.133,7 fueron deforestadas entre el 2010 y el 2016, de las cuales 344 hectáreas corresponden al corriente año.

Finalmente, en la Reserva Natural Privada del Bosque Mbaracayú, en una verificación hecha desde el 2008, se constató la deforestación de 651 hectáreas, de las cuales 274 hectáreas corresponden al 2016.

Todas las irregularidades registradas fueron puestas a conocimiento de las autoridades del Ministerio Público por medio de las denuncias correspondientes, así como también ante la Secretaría del Ambiente (Seam) y el Instituto Forestal Nacional (Infona).

Las deforestaciones se encuentran potencialmente asociadas con cultivos ilegales dentro del límite de las zonas protegidas, de acuerdo con lo que revela el Sistema de Información Geográfica (SIG) de WWF.

"En la actualidad en el Bosque Atlántico se cuenta con un total de 34 áreas protegidas, que constituyen a unas 415.464,72 hectáreas, que permiten resguardar valiosos ecosistemas para nuestro país y el mundo. Desafortunadamente con las recientes deforestaciones en las áreas silvestres protegidas el sistema de estas áreas se encuentra en inminente peligro", expresa el informe.