27 de septiembre
Martes
Despejado
15°
33°
Miércoles
Despejado
16°
36°
Jueves
Parcialmente nublado
19°
35°
Viernes
Nublado
18°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 8 de septiembre de 2016, 02:05

Wawrinka acaba con racha triunfal de Del Potro y Nishikori con la de Murray

Nueva York, 7 sep (EFE).- La racha triunfal del argentino Juan Martín del Potro en su vuelta tras la grave lesión que sufrió en la muñeca izquierda llegó a su final esta madrugada en la pista central Arthur Ashe donde cayó derrotado por 7-6 (5), 4-6, 6-3 6 y 6-2 ante el suizo Stan Wawrinka, tercer favorito, en los cuartos del Abierto de Estados Unidos.

Del Potro, de 27 años, que se había convertido en el preferido de los aficionados neoyorquinos como le sucedió cuando ganó el título en el 2009, esta vez no pudo superar a un rival que tuvo más fondo físico, colocó mejores golpes y además logró siempre los tantos decisivos con un saque demoledor y poderoso.

De esta manera, del Potro, flamante medalla de plata en Río de Janeiro, no pudo vivir el sueño de alcanzar por segunda vez el pase a las semifinales.

La victoria de Wawrinka fue la tercera que consigue en los siete duelos que ha mantenido como profesional ante del Potro y se vengó de la derrota sorpresa que sufrió en la segunda ronda del pasado torneo de Wimbledon.

Ahora el rival de Wawrinka, de 31 años, que alcanzó por tercera vez la semifinales, segunda consecutiva, tendrá de rival al japonés Kei Nishikori, sexto cabeza de serie, que también dio la gran sorpresa al vencer en cinco sets (1-6, 6-4, 4-6, 6-1 y 7-5) al británico Andy Murray, segundo favorito.

Irónicamente, tanto Murray como del Potro que jugaron la final en los pasados Juegos Olímpicos, les tocó también decir adiós al Abierto de Estados Unidos en los cuartos de final y en la misma jornada, la décima, del último torneo de Grand Slam.

El duelo entre Wawrinka y Nishikori en semifinales será Si el duelo es contra Wawrinka, el tenista suizo tiene ventaja de 3-2, pero Nishikori le ganó este año en las semifinales del Masters 1000 de Canadá por 7-6 (6) y 6-1.

"Ha sido un partido muy duro, que tuvo como clave el haber ganado la primera manga, porque a partir de ahí tuve toda la confianza en mi juego aunque perdiese la segunda", declaró Wawrinka al concluir las acciones. "Del Potro mostró que ha recuperado sus mejores sensaciones y no fue fácil superarlo".

El partido entre Wawrinka y del Potro duró tres horas y 12 minutos en los que el tenista suizo colocó 10 "aces" sin cometer ninguna doble falta por 8 que hizo el argentino y meter solo un saque directo.

En los últimos días del Potro ha sentido molestias en el hombro derecho y aunque dijo que todo estaba bien es posible que esa circunstancias le impidiese tener su mejor rendimiento en esa faceta del juego.

"Creo que ahí estuvo la clave de mi derrota, no estuvo acertado con el saque y Wawrinka lo aprovechó al meter demasiados golpes ganadores", declaró del Potro. "Estoy un poco triste por la eliminación y no haber podido seguir adelante para disfrutar junto a todos los aficionados que me han apoyado, pero satisfecho por la manera como he respondido durante el torneo".

Aunque reconoció que no jugó su mejor partido como los demuestran los 28 golpes ganadores por 49 errores no forzados, en comparación a los 53 y 45, respectivamente, de la "Torre de Tandil".

Mientras que en lo único que ambos jugadores estuvieron empatados fue en las subidas a la red al hacer 31 para ganar 21 puntos cada uno.

Wawrinka, que nunca recibió el apoyo del público, que estuvo siempre a favor de del Potro, se mostró desconcertado en los primeros dos sets del partido, pero en el tercero y cuarto fue el único que impuso su dominio al imponer el ritmo del juego.

El suizo dominó al argentino con un gran revés. Del Potro nunca pudo descifrar ese golpe seguro del tenista suizo, especialmente en las dos últimas mangas aunque todos los aficionados presentes en las gradas del Arthur Ashe lo respaldaron al corear su nombre que emocionó al jugador argentino, que no pudo reaccionar y sucumbió al mejor tenis de su rival.

Pero si pudo llorar al concluirlo ante el gran calor humano que recibió por parte de los neoyorquinos como en el 2009 cuando acabó con la supremacía del suizo Roger Federer.

Nishikori, medalla de bronce en Río de Janeiro, espera ahora a Wawrinka en un duelo de dos tenistas que han ido de menos a más a medida que ha transcurrido el torneo y cualquiera puede alcanzar la gran final.