3 de diciembre
Sábado
Nublado con chubascos
21°
28°
Domingo
Mayormente despejado
19°
30°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Deportes
domingo 7 de agosto de 2016, 01:00

Voluntad más que fútbol

Cerro Porteño y Olimpia dejaron las cosas iguales en un clásico donde hubo más voluntad que fútbol. El Ciclón terminó mejor en lo anímico y el Decano sigue invicto.

Los que imaginábamos muchas acciones emotivas en el campo de juego por parte de ambos equipos nos quedamos con las ganas. El compromiso se dividió en dos fracciones donde los azulgranas lideraron un tiempo y mínimamente los franjeados el siguiente.

EXTENUADOS. Me parece que esta es una palabra que define perfectamente la manera en que concluyeron los hombres de Cerro el juego de ayer. Y contabilizando las acciones, una victoria a favor de Cerro se podía considerar justa. Esta vez, Florentín le ganó la mano a Jubero, si hablamos en términos tácticos. Su mayor fortaleza estuvo por el sector de Domínguez y el equilibrio bajo el comando de Rodrigo Rojas, quien a pesar de la desgracia que le tocó vivir (autogol), nunca perdió la cabeza.

CAUTELOSOS. Olimpia tuvo uno de sus juegos más flojos en lo que va del torneo. Grandes pasajes estuvo nublado, dependiendo en exceso, quizás, de alguna magia de Willy Mendieta, quien no apareció en todo el partido.

Encontrar la paridad de forma rápida alivió y hasta conformó al Franjeado. Barreto, Leguizamón y Villalba fueron los mejores del equipo. Y pensando fríamente, un empate no le resultaba molestoso, pero teniendo a un hombre más en la etapa final, tampoco se animó a acorralar al rival y dañar en ataque.

La fantasía y el buen juego estuvieron ausentes en ambos campamentos, que suplieron con entrega y mucho despliegue físico sus carencias.

Al final los hinchas reconocieron el desgaste de sus jugadores y culminaron aplaudiendo al terminar el partido. A pesar del empate, hubo dos ganadores, uno en lo anímico y otro en la tabla.