8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Tormentas
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
martes 11 de octubre de 2016, 01:00

Vocalista va a prisión, aunque denunciante ahora lo defiende

En un giro inesperado de los acontecimientos, la mujer que había denunciado al vocalista del grupo Pipa para Tabaco, dijo ayer a la prensa que todo fue “un malentendido” y que seguían juntos. El juez igual decretó su prisión preventiva.

Así, el cantante Pedro José Lerea Ramírez quedará recluido por 15 días en la Comisaría 7ª Metropolitana, y luego deberá ser remitido al penal de Tacumbú, si no hay orden en contra.

El artista tenía orden de captura desde el 30 de agosto pasado, dictada por el entonces juez Rubén Ayala Brun.

El mismo había llamado a la Policía por una supuesta agresión de la que le había denunciado Fernanda Frutos, y ahí fue detenido. Le pusieron a cargo del juez interino Gustavo Amarilla.

Sin embargo, en la audiencia en tribunales, la denunciante dialogó con los miembros de la prensa acompañada por el abogado defensor.

Frutos, que había denunciado a Lerea por las redes sociales, contando los detalles de la agresión, dijo que todo fue un “malentendido”.

“Estamos solucionando todo. Son problemas internos que se hicieron públicos y solo queremos que se terminen nomás”, aseveró la mujer.

IMPUTADO. “La verdad, le agradezco a la prensa haberle dado la importancia necesaria a esto, porque la verdad que es una cosa muy grave. No fue nada y ahora seguimos con lo nuestro”, dijo por su parte Lerea.

“Con Fernanda estamos muy bien ahora. Fue un momento de celos nada más. Es un hecho muy grave del que se me acusa, pero no fue así. Ella ya desmintió todo. Ya puso todo en orden, y nada… seguimos con lo nuestro”, afirmó el cantante.

El abogado añadió que eran problemas internos que se habían hecho públicos pero que se iban a solucionar, según sus palabras.

Pese a esto, el juez de Garantías, Gustavo Amarilla, entendió que la imputación era por un hecho punible grave como lo es la violencia familiar, por lo que decretó la prisión del encausado.

Concedió los 15 días en la comisaría, debido a lo dicho por la víctima, pero es la fiscala Silvana Otazú la que deberá hacer un requerimiento al respecto.