16 de agosto
Miércoles
Mayormente nublado
13°
27°
Jueves
Despejado
16°
27°
Viernes
Parcialmente nublado
19°
28°
Sábado
Tormentas
16°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
martes 11 de abril de 2017, 01:00

“Violan normas y ahora regalan”

El ingeniero Guillermo Parra, representante del gremio privado de combustibles Dicpar, sostuvo ayer que el tema de la venta de GLP por parte de Petropar suma aristas, debido a que aparte de violar normas y subvencionar el precio, “ahora ya regalan”, en alusión a las cargas gratuitas que realizaron en la inauguración del camión de venta móvil de gas.

Consideró que todo sigue igual con la violación de la ley de marcas por parte de la estatal, que utiliza sin autorización las garrafas de otros emblemas. “Petropar continúa sin tener envases propios, debido a que el año pasado se detectó un intento de sobrefacturación en la compra de garrafas, que le obligó a buscar una forma para comercializar su gas y no encontró mejor manera que usar la garrafa de otras fraccionadoras”, puntualizó.

Sobre el camión de venta móvil, Parra afirmó que se ha convertido simplemente en una extensión del servicentro que tiene el empresario Jorge Macchi en Piribebuy con el emblema Petropar.

“Macchi es el propietario de ese camión y extiende así la venta de gas a otros lugares del país”, recalcó. Agregó que no existe un marco legal que ampare al concepto de estación móvil. Advirtió que solo se cuenta con la Resolución Nº 290 del Ministerio de Industria y Comercio (MIC), que reglamenta la construcción y operación de los camiones de carga de GLP móvil, pero la recarga no está reglamentada.

Cuestionó que Petropar esté haciendo “caridad con el dinero ajeno al regalar el gas, que es de todo el pueblo paraguayo, en vez de cuidar con el debido celo el patrimonio de todos”.

Señaló que tendrán que ver cómo contablemente designan el objeto de gasto en este caso. Finalmente, Parra ratificó categóricamente que el precio de G. 5.000 el kilo de gas está subvencionado.