20 de agosto
Domingo
Parcialmente nublado con chubascos
21°
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
17°
25°
Miércoles
Despejado
22°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 23 de marzo de 2017, 13:55

Viñales continúa al frente de la categoría reina

Losail (Catar), 23 mar (EFE).- El español Maverick Viñales (Yamaha YZR M 1) consiguió este jueves el mejor tiempo en los primeros y únicos entrenamientos de MotoGP de la jornada inicial del Gran Premio de Catar, carrera inaugural del campeonato del mundo de motociclismo que arranca este fin de semana en el circuito de Losail.

Viñales, dominador de la categoría reina durante todos los entrenamientos invernales, volvió a marcar el mejor tiempo con una suficiencia que a priori parece preocupante para el resto, puesto que doblegó en casi seis décimas de segundo al vigente campeón del mundo, el también español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V).

En apenas cuatro vueltas se comenzaron a definir las posiciones en cabeza de la clasificación, con el italiano Andrea Dovizioso (1:55.873) y su Ducati Desmosedici GP17 -nuevo récord de velocidad máxima durante los entrenamientos que se realizaron hace dos semanas en Losail al rodar en 351,8 km/h.- primero, aunque al final fue undécimo, seguido a escasamente una décima de segundo por el español Marc Márquez y su Repsol Honda RC 213 V.

Algo más atrás estaba Maverick Viñales (Yamaha YZR M 1), el más rápido en esas pruebas de hace dos semanas en este mismo escenario y ahora a seis décimas de segundo de la cabeza, pero con más de media hora de entrenamiento por delante.

No esperó tanto Viñales y en su quinta vuelta ya estaba a 50 milésimas de segundo del transalpino. En la siguiente era líder (1:55.668).

En esos instantes se produjo el primer accidente, con la caída del británico Sam Lowes (Aprilia RS-GP), que no sufrió daños físicos pero tuvo que volver por sus propios medios al taller para continuar con la segunda moto.

El británico Cal Crutchlow (Honda RC 213 V) fue poco antes la primera víctima de la noche qatarí, aunque no en forma de caída sino por la rotura del motor de su moto, que comenzó a echar un preocupante humo blanco por los escapes que le obligó a detenerse de inmediato en pista y regresar a su taller cuando apenas habían transcurrido unos minutos desde el comienzo del entrenamiento.

El trabajo en los talleres de todos los equipos se intensificó por momentos, con constantes paradas, sobre todo, de Jorge Lorenzo, todavía en pleno proceso de adaptación a su nueva Ducati Desmosedici GP17, pero también Maverick Viñales o Dani Pedrosa (Repsol Honda RC 213 V), entre otros.

Tras su salida de taller, Dani Pedrosa fue uno de los pilotos que mejoró sustancialmente su tiempo para auparse hasta la tercera plaza, con Marc Márquez justo tras él relegándolo a la cuarta mientras el campeón del mundo en título se quedaba a algo menos de dos décimas de segundo de Viñales.

Jorge Lorenzo, con un frenético trabajo en su taller y en pista con la Ducati, dio pequeños pasos adelante en la clasificación y en los últimos minutos comenzó a sorprender a todos con parciales a ritmo de vuelta rápida y un primer registro que le encaramó hasta la segunda plaza, tras Viñales, y poco después primero en el decimoquinto giro, aunque todos sus rivales intensificaron el ritmo y los parciales de vuelta rápida se hicieron habituales.

Una vuelta más tarde, en su decimosexta, Maverick Viñales rodó en 1:54.739, a apenas cuatro décimas de su tiempo de los entrenamientos, 1:54.330, con Marc Márquez segundo a casi medio segundo de distancia.

En el siguiente giro Viñales ya había batido su tiempo de entrenamientos (1:54.316) y se había distanciado en casi seis décimas de segundo de su inmediato perseguidor, el campeón del mundo de Repsol Honda, por delante de su compañero de equipo Dani Pedrosa y con Jorge Lorenzo quinto, superado en última instancia por el debutante alemán Jonas Folger (Yamaha YZR M 1).

El italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1) concluyó en la novena posición, aflorando los problemas que durante la pretemporada ha tenido con la evolución de su moto, a casi un segundo y medio de la cabeza de los entrenamientos y con apenas 73 milésimas de segundo de ventaja sobre el español Aleix Espargaró y su Aprilia RS-GP.

Álvaro Bautista (Ducati Desmosedici GP16) acabó en la decimocuarta plaza, con Alex Rins (Suzuki GSX-RR) decimoctavo, justo por delante de los también españoles Esteve "Tito" Rabat (Honda RC 213 V), Héctor Barberá (Ducati Desmosedici GP16) y Pol Espargaró (KTM RC 16).

Barberá llega a Catar todavía con las secuelas visibles de su fractura de clavícula izquierda, aunque con ganas de empezar la competición tras protagonizar unos buenos entrenamientos durante la pretemporada invernal.

Juan Antonio Lladós