16 de agosto
Miércoles
Mayormente nublado
13°
26°
Jueves
Despejado
16°
27°
Viernes
Parcialmente nublado
19°
28°
Sábado
Tormentas
16°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 27 de abril de 2017, 07:01

Víctor Erice lleva a Irán su visual correspondencia con Kiarostami

Teherán, 27 abr (EFE).- El cineasta español Víctor Erice presentó hoy en Irán su correspondencia con el recientemente fallecido director iraní Abbas Kiarostami, que definió como "una relación que va más allá de las palabras, a través de las imágenes y los sonidos".

En un encuentro con alumnos de Kiarostami, enmarcado en el Festival Internacional de Cine Fajr de Teherán, Erice explicó que con esta relación inauguraron "un género, una correspondencia epistolar en vídeo", que ahora se ha extendido entre cineastas.

"La correspondencia nunca fue un género en el cine, no había experiencias previas, solo había precedente de cartas pero sin respuesta", agregó.

En opinión de Erice, autor de "El espíritu de la colmena" (1973), "El Sur" (1983) y "El sol del membrillo" (1992), es "posible decir todo acerca de la vida en una carta" y este medio "concede una gran libertad".

Esta correspondencia se extendió entre 2005 y 2007 y surgió durante la preparación de una exposición en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona sobre el trabajo de ambos artistas.

En la clase magistral "dedicada a la memoria de Abbas Kiarostami", fallecido en julio pasado y Palma de Oro en el Festival de Cannes de 1997 por "El sabor de las cerezas", se proyectaron varias de las cartas-vídeos del último periodo.

Esta etapa arranca con un vídeo de Erice rodado en agosto de 2006 en un pueblo de Almería (sur de España), en el que el cineasta español lanza al mar una carta dentro de una botella para Kiarostami.

"Un medio muy primitivo, el propio de los náufragos", según Erice, quien justificó esta idea en que el sentía que la correspondencia entre ambos "podía naufragar".

"A la deriva" es el nombre del conjunto de vídeos sobre el viaje de la carta, que es encontrada por niños y pescadores pero siempre acaba de nuevo en el agua para dar "esa impresión de que nunca va a llegar", debido a que hacía tiempo que Erice no tenía noticias de Kiarostami.

Obtuvo respuesta en abril de 2007, en forma de un vídeo en el que unos pescadores iraníes encuentran la botella y piensan que puede contener un mapa del tesoro. La carta acaba volando en el aire.

Ambos cineastas nacieron en 1940 con solo ocho días de diferencia, pero pese a ser de la misma generación, el director español considera que pertenecían a "culturas cinematográficas muy distintas": la europea, con larga tradición, y la iraní, "joven, con una mirada nueva y una evidente vitalidad".

El principal punto en común entre ambos, según destacó a Efe Erice tras la clase magistral, es su "actitud frente a la realidad, más allá de los temas y de las historias".

Preguntado por el cine iraní actual, afirmó que tiene directores "muy interesantes", tanto realizadores que trabajan dentro del país como en el extranjero.