19 de agosto
Sábado
Poco nublado con tormentas
14°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
22°
Lunes
Parcialmente nublado
10°
22°
Martes
Despejado
17°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
jueves 13 de abril de 2017, 01:00

Víctima de un secuestro exprés paga G. 250 millones por su liberación

Se trata de Vidal Alvarenga, de Capitán Bado, quien fue interceptado por seis delincuentes cuando se dirigía a su chacra. Los sujetos le dijeron que fueron enviados para matarle y con eso lo extorsionaron.

Uno de los importantes y conocidos comerciantes de Capitán Bado, de nombre Vidal Alvarenga, fue tomado en la mañana de ayer por seis sujetos que lo interceptaron a punta de arma de fuego en la colonia Cadete Boquerón, a 40 kilómetros de la referida ciudad de Amambay, en la ruta que une con Santa Rosa del Aguaray, y le pidieron 250 millones de guaraníes para su liberación; de lo contrario, lo iban a matar.

"Nos mandaron para matarte, pero si conseguís más plata de lo que nos ofrecieron te dejaremos libre". Eso le dijeron a la víctima, según contó al fiscal del caso, Hernán Ricardo Mendoza, en su declaración.

El agente del Ministerio Público, a su vez, mencionó que este sistema es una modalidad extorsiva de delincuentes que operan en la zona.

"Al principio estamos analizando si corresponde a un secuestro o secuestro exprés. Sin embargo, también decimos que puede ser un tipo de asalto o extorsión", dijo.

Mendoza mencionó que la víctima fue interceptada por los seis sujetos alrededor de las 6.30, cuando se dirigía hasta su chacra, de donde a diario va a llevar leche a la ciudad para su posterior comercialización.

El hombre estaba a bordo de una camioneta Toyota Hilux cuando salieron a su paso los seis hombres, que se encontraban a pie.

Todos subieron al vehículo y lo llevaron hasta una zona boscosa de la colonia Piray, desde donde empezaron a negociar.

El comerciante llamó a su compadre Héctor Escobar, a quien le pidió el favor de hablar con un amigo que tenía una casa de cambios en Capitán Bado, para que le prestara 250 millones de guaraníes o 50.000 dólares, por un problema que estaba teniendo.

El compradre de la víctima empezó a hacer las gestiones y en menos de dos horas ya consiguió la plata y tuvo que trasladarse desde Capitán Bado hasta la colonia Piray, donde esperó para recibir las instrucciones de Alvarenga, que seguía retenido en contra de su voluntad por los seis delincuentes.

Fue así que el compadre llegó hasta un punto indicado, en una zona boscosa, donde arrojó el paquete de dinero.

Luego de asegurarse de tener el dinero exigido, los seis sujetos que retuvieron al comerciante se dieron a la fuga a pie, así como habían interceptado a Alvarenga. Pero antes de retirarse, amenazaron a la víctima de que si realizaba la denuncia le hiría peor.

Según fuentes, Alvarenga tiene varios comercios en Capitán Bado, además de varias propiedades y 600 cabezas de ganado, lo que dejó como garantía para que le prestaran la plata para pagarle a los secuestradores.

Los delincuentes inclusive le devolvieron su aparato celular y la llave de su vehículo para que volviera a su casa.

"Se sospecha que el hecho había sido planeado por personas que conocen a la perfección el movimiento de la víctima, ya que diariamente y a la misma hora se dirigía a su chacra para llevar leche a Capitán Bado, además que se moviliza sin la compañía de nadie", explicó Mendoza.

En otro momento, el agente del Ministerio Público mencionó que Vidal Alvarenga no quiso denunciar el hecho a la Policía, pero más tarde el caso tomó estado público, por lo que el fiscal se constituyó en la casa de la víctima para tomarle declaración.

"Se puede presumir que el caso sea un asalto y extorsión, más que el secuestro, pero en el transcurrir de las horas vamos a definir cómo lo caratulamos", dijo Mendoza.

La víctima no recibió ningún golpe, pero de igual manera, fue llevado a un centro asistencial para que sea revisado por profesionales.