3 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente despejado
21°
32°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
martes 15 de noviembre de 2016, 01:00

Viceministro niega favoritismo hacia President Energy

El viceministro de Minas y Energía, Mauricio Bejarano, aseguró ayer que no existe ningún tipo de favoritismo hacia President Energy, una compañía entre cuyos accionistas figura Juan Carlos López Moreira. Esto, debido al comunicado de la empresa Crescent Global Oil que desmintió al ministro de Obras Públicas, Ramón Jiménez Gaona.

Los antecedentes refieren que tres empresas en el 2015 pidieron al MOPC una ampliación del plazo para finalizar el contrato con el Estado para la búsqueda de petróleo en suelo paraguayo. Solo una de ellas, President Energy, recibió la ampliación. Jiménez Gaona dijo que las otras dos no cumplieron con las inversiones estipuladas en los contratos y esto fue desmentido por Crescent Global Oil, una de las empresas rechazadas.

“President Energy en realidad también ha sido rechazada, cuando estuvo consorciada con la empresa Crescent, habida cuenta que en el bloque Demattei no se realizaron todas las labores a las cual se comprometieron”, sostuvo ayer Bejarano.

“Queremos dejar en claro que nosotros como MOPC no estamos condenando a ciertas empresas y beneficiando a otras. La empresa que perfora, que es la actividad que nos llevaría al hallazgo y descubrimiento de hidrocarburos, es la que tiene la benevolencia del Gobierno, por llamarlo de alguna manera. En realidad no es benevolencia sino cumplimiento de la ley”, añadió.

“Todas las leyes que fueron aprobadas para la exploración y explotación de hidrocarburos tienen como premisa la perforación de por lo menos un pozo en los cuatro años que se les otorga para esa etapa”, aseguró y recalcó que los pedidos de ampliación fueron rechazados por incumplimientos. Por su parte, Crescent Global Oil sostuvo que antes de perder la concesión, el MOPC en ningún momento presentó alguna queja sobre los trabajos realizados.