22 de agosto
Martes
Despejado
19°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Parcialmente nublado
23°
35°
Viernes
Despejado
22°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
miércoles 22 de marzo de 2017, 01:00

Vice perdió peso político en el cartismo

Pese a que se encarga de negar reiteradamente su alejamiento del presidente Horacio Cartes y del movimiento Honor Colorado, el vicepresidente de la República, Juan Afara, denota con la inscripción de su movimiento en el Tribunal Electoral Partidario de la ANR, que está preparando un plan B.

Son varias las voces tanto del oficialismo como de la disidencia, que aseguran que Afara no encuentra espacio en Honor Colorado y no está cómodo en ese movimiento, por lo que tuvo que inscribir a su equipo.

Luis Gneiting, el gobernador de Itapúa a quien Afara se refiere como “amigo y hermano”, le ganó la pulseada en cuanto al posicionamiento cosechado con Cartes, y este sería el candidato a senador que liderará la chapa cartista y si la enmienda se aprueba, será candidato de vuelta a gobernador.

Todos los diputados y otros referentes regionales, como presidentes de seccionales responden directamente al liderazgo de Cartes y no a Afara, por lo que solamente un alejamiento real del vicepresidente del oficialismo, brindará un panorama cierto de la realidad política.

“Si Afara se aleja de Cartes, se sabrá cuantos dirigentes pertenecen al equipo del vicepresidente y quienes ya no”, indicó un dirigente.

También en Itapúa, aseguran que habrá muchos candidatos del interior, que pese a ser oficialistas, ya no tendrán espacio en Honor Colorado, por lo que Afara les brindará su chapa.

Desde la disidencia, esperan que Afara defina cuanto antes su posicionamiento y que se sume a su grupo para enfrentar a Cartes desde su movimiento regional.

Afara, en un principio se mostró en desacuerdo a la reelección vía enmienda y creyó conveniente que se haga vía reforma pero en el próximo periodo lo cual hizo saber al entorno y al presidente Cartes.

También realizaba actividades en el interior del país, donde hacia jornadas de gobierno con las comunidades, que no fueron del agrado del presidente, que se sintió ofendido y vio que Afara tenía supuestas intenciones de candidatarse a presidente. No obstante, se menciona que Afara querría ser senador.