4 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
sábado 23 de julio de 2016, 01:00

Vetorial incumple contrato, pero sigue operando Acepar

A la fecha, la empresa Vetorial Paraguay debe a Aceros del Paraguay (Acepar) la suma de USD 2.700.000 en concepto de alquileres mensuales no pagados, de acuerdo con el memorando presentado en la Cámara de Senadores. Son seis meses de atraso y una cláusula del contrato suscripto entre las empresas establece que dos meses de mora ya es causal para rescindir el documento, según afirmó el propio José Luis Vinader, administrador judicial de Acepar. Reconoció que existe el pasivo pero, no obstante, no se plantea la rescisión porque desembocará en un problema mayor.

“Ponele que yo le rescinda el contrato hoy mismo a Vetorial, ¿qué hacemos? No tengo un peso para mantener funcionando la fábrica. Los obreros se van a quedar sin trabajo mientras el tribunal arbitral se tome su tiempo porque el Estado no me puede dar plata, no soy una empresa pública. Los dueños actuales tampoco van a dar plata, si dicen que el Estado les quiere sacar la empresa. Nadie quiere aportar para que esto se mantenga operativo. Yo tengo que mantener a flote la fábrica de alguna manera”, indicó.

Añadió que la administración judicial la está llevando adelante sin ningún aporte económico de parte del Estado ni de parte de los dueños actuales que están metidos en este litigio. Cuando asumió el cargo, para evitar que vaya a la quiebra, desarrolló el plan de negocio de arrendar la fábrica, que se hizo a través de un concurso por el cual se le adjudicó a Vetorial, remarcó.

“Para poder administrar todo este proceso, necesito USD 5 millones de capital operativo y USD 10 millones para inversión, con eso podemos salir adelante, ¿pero quién nos da esa plata? Nosotros en el mercado no tenemos crédito si estamos en convocatoria de acreedores”, apuntó.

REPUNTE EN PRODUCCIÓN. Vinader manifestó que se hizo un gran esfuerzo para levantar los números de producción, ya que cuando tomó la administración, Acepar se encontraba por debajo del punto de equilibrio. Recordó que la fábrica se encontraba totalmente parada y los obreros exigían cobrar sus salarios. Los 550 trabajadores hace dos años cobran en tiempo y forma sus salarios, puntualizó.

Acotó que es falsa la acusación de que Vetorial no invirtió en la siderúrgica en todo este tiempo (como indicaba la nota presentada al Congreso), puesto que anteriormente Acepar no podía producir más del 30% de su capacidad instalada y además fabricaba con una merma del orden del 50%. No puede ser que en forma mágica hoy se esté produciendo en el orden del 50% y con una merma del 15%.

“Claro que se invirtió. Lógicamente no es fácil y falta invertir mucho más. Para que esta fábrica quede bien, vos tenés que meter USD 20 millones y hasta ahora recién se invirtieron USD 10 millones. Esa fábrica tiene un costo fijo de USD 1 millón por mes, aunque esté sin producir, entre salarios, cargas sociales y todos esos aspectos”, expresó.

Dijo que la solución final se tendrá cuando el tribunal de árbitros emita una sentencia sobre la demanda del Estado contra Cosipar (propietaria de Acepar). El proceso empezó hace dos años.

CRISIS. En una nota enviada a Vinader, Vetorial argumentó que tenía varias dificultades para pagar regularmente el alquiler, como son la gran crisis que afecta al sector siderúrgico, la mala situación del mercado paraguayo de acero (escenario diferente al que se tenía cuando se firmó el contrato en el 2014) y las costosas inversiones iniciales realizadas por Vetorial para reencausar las operaciones de Acepar.