24 de agosto
Jueves
Despejado
24°
36°
Viernes
Despejado
23°
34°
Sábado
Muy nublado
21°
35°
Domingo
Mayormente nublado
21°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
sábado 22 de julio de 2017, 01:00

Vecinos protestan contra supuesta microtraficante

Vecinos del asentamiento Esperanza 2 de la ciudad de Ypané desafiaron al frío y salieron a las calles a elevar su voz de protesta contra una supuesta vendedora de crac que vive en la zona y que cumple una condena con prisión domiciliaria por hechos ligados al tráfico de drogas.

Se trata de Vidalia Benítez Durán, quien según los manifestantes incumple con lo impuesto por el juez y cada tanto sale de su vivienda. Entonces, haciendo el trabajo de la Policía, montaron guardia frente a su casa y la sorprendieron cuando estaba saliendo, la redujeron y luego la entregaron a las autoridades de la Policía Nacional.

“Los vecinos estamos cansados de esta situación y pedimos justicia”, expresó María Benítez, presidenta de la comisión vecinal, quien aseguró que la mujer constantemente se burla de las iniciativas de los vecinos diciendo que ella tiene poder y que no lograrán encerrarla en la cárcel.

reina. Vidalia se hace llamar la Reina de la droga, de acuerdo con sus vecinos, y ya fue detenida en varias oportunidades por venta de estupefacientes, denunciaron los pobladores de Esperanza 2.

La jueza Lilian Flores le otorgó medidas alternativas a la prisión, que ella incumple, según sus vecinos que la llevaron hasta la Comisaría 23ª de Ypané, donde quedó detenida por algunas horas, pero de nuevo, el juzgado dispuso la prisión domiciliaria para la mujer, confirmó el suboficial Roberto Rodríguez.

Ante lo acontecido, los agentes de la sede policial fueron al lugar y también montaron guardia para evitar que se den hechos violentos.

causas. Los manifestantes explicaron que la movilización se debió a que la venta de drogas en la zona afectó a la seguridad del barrio, por la entrada constante de consumidores que llegan a comprar la droga, manifestaron.

Para ello, en el barrio, decidieron tomar la decisión de hacer justicia por mano propia y realizar sus propios recaudos para preservar la tranquilidad en la zona.

“Formamos una comisión garrote y al que entra en nuestro barrio ya sabe qué le espera. Tenemos muchos niños y jóvenes en el barrio”, explicó la presidenta de la comisión sobre lo ocurrido.