9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
27°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
jueves 3 de noviembre de 2016, 01:00

Vecinos de Palma Loma, en Luque, capturan a golpes a un motochorro

Vecinos del barrio Palma Loma de Luque le propinaron una tremenda paliza a un presunto motochorro que resultó ser un indígena de nombre Rosalino Jara, de 22 años. Este a punta de arma blanca, horas antes, intentó asaltar a un hombre quien salía de una despensa cercana a su vivienda, aprovechando la falta de energía eléctrica en la zona, hecho registrado sobre la calle Agustín Barrios de la referida ciudad.

La víctima en este caso es Adolfo Cáceres, de 36 años, quien se dirigió a la despensa ubicada sobre la calle Agustín Pío Barrios, paralela a su vivienda. Debido a la inseguridad de la zona, fue a bordo de su camión, pero, luego de realizar las compras, fue abordado por dos ocupantes de una motocicleta cuando intentaba subir nuevamente al rodado.

El acompañante bajó y e intentó reducirlo a punta de un puñal, pero la víctima tuvo el coraje de enfrentar al asaltante y forcejeó con el desconocido.

“Este muchacho me jugó dos veces, pero por suerte esquivé sus intentos”, dijo Cáceres.

Posteriormente, los vecinos ya empezaron a llegar hasta el lugar, por lo que el delincuente no tuvo más que huir del sitio a pie, ya que su cómplice lo abandonó en la motocicleta con la que llegaron para atracar al vecino.

La víctima lo siguió y los vecinos se sumaron, a pesar del apagón, hasta que el joven desapareció en medio de un patio baldío.

En su huida, el asaltante iba saltando de casa en casa, murallas y rejas, por lo que difícil era capturarlo y así transcurrió mucho tiempo, hasta que fue atrapado.

La búsqueda duró más de una hora hasta que ingresaron a una vivienda, con previo permiso del propietario, y lo encontraron al asaltante acurrucado debajo de un camioncito.

La Comisaría 3ª Central de Luque destinó cuatro patrulleras para realizar el rastrillaje en compañía de los vecinos del barrio.

Inmediatamente los vecinos trasladaron al joven hasta la calle para reprenderlo duramente, con golpes de puño y patadas. Para que ya no vuelva a cometer nunca más semejante hecho en el barrio.

De tanta golpiza, el hombre quedó casi desfigurado y cuando llegó una patrullera fue entregado a los agentes de la comisaría mencionada hasta donde fue llevado, en medio de una intensa lluvia que estaba azotando todo el Departamento Central.