4 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 18 de octubre de 2016, 10:48

Vázquez abre el camino para un TLC entre Uruguay y China

Pekín, 18 oct (EFE).- El presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, abrió hoy el camino para la firma de un Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Uruguay y China, uno de los principales objetivos de la visita que realiza al país asiático.

Vázquez se marchará el jueves de Pekín con el compromiso de su homólogo chino, Xi Jinping, de iniciar las negociaciones "cuanto antes" para rubricar el TLC en el corto plazo, un acuerdo que, de firmarse, permitirá a Uruguay librarse de los aranceles en uno de los mercados más grandes del mundo y su principal socio comercial.

"Ambos presidentes coinciden en que debemos aprovechar el nuevo punto de partida, que supone el establecimiento de la relación estratégica China-Uruguay", comentó a los medios el director general del departamento de América Latina del Ministerio de Exteriores chino, Zhu Qingqiao, tras la reunión entre Xi y Vázquez en el Gran Palacio del Pueblo de Pekín, la sede del Legislativo chino.

Ambos presidentes escenificaron su sintonía hoy en su encuentro y con la firma de más de una decena de acuerdos de cooperación, entre los que destaca un plan de cooperación agrícola y cultural para el periodo 2016-2020, así como la formalización de un protocolo para la exportación de cítricos y soja uruguayos.

"Estoy dispuesto a trabajar juntos para escribir un nuevo capítulo en las relaciones bilaterales", aseguró Xi a Vázquez en los primeros minutos de su conversación, a lo que el uruguayo respondió con su agradecimiento a la "enorme hospitalidad y muestra de amistad" tanto del Gobierno como del pueblo chino.

No obstante, el éxito de las negociaciones del TLC no sólo dependerá de estos dos actores, sino también de países del Mercosur como Brasil y Argentina, que pueden hacer fracasar estos contactos si se oponen a este acuerdo bilateral en pos de uno con el conjunto del bloque.

De momento, parece que el presidente de Brasil, Michel Temer, se ha mostrado partidario de permitir este acercamiento de Montevideo a Pekín, y estará por ver si el mandatario argentino, Mauricio Macri, muestra la misma actitud cuando se reúna con Vázquez el próximo 24 de octubre.

En esta situación, China se mostró hoy abierta, aunque remarcó la relevancia del Mercosur.

"Tanto Mercosur como organización como sus miembros son importantes socios de China (...) La parte uruguaya ha planteado el inicio de negociaciones de un TLC entre China y Uruguay, y por eso creo que la iniciativa uruguaya contará con la comprensión de los miembros del Mercosur", consideró el director del departamento de América Latina de la Cancillería china, preguntado por Efe.

El presidente uruguayo volverá a tratar de impulsar el TLC en las reuniones que aún le quedan previstas antes de marcharse, entre ellas, con el primer ministro, Li Keqiang, mañana miércoles.

Entonces, sellará su viaje con un encuentro con la prensa, tras una intensa agenda que le ha llevado a la ciudad norteña de Tangshan, donde presidió la cumbre empresarial China-Latinoamérica y el Caribe (China-LAC), y a la provincia sureña de Cantón.

En esta visita de Estado, su segunda como presidente de Uruguay, Vázquez ha estado acompañado de una amplia delegación de empresarios y de ministros, que participaron activamente en la cumbre de Tangshan en busca de inversiones.

Ya durante este evento, cuya próxima edición se celebrará en la uruguaya Punta del Este el año que viene, el ministro uruguayo de Economía, Danilo Astori, remarcaba a Efe la crítica situación en la que se encuentra Mercosur, que ha llevado a que Uruguay busque ahora acuerdos comerciales por su cuenta.

Astori aseguró que la "salud" del Mercosur dependerá de que se consiga un tratado de libre comercio con la Unión Europea, después de que en el pasado mes de mayo recibiera un nuevo impulso tras años de parálisis en las negociaciones.

En este contexto, y en un momento en el que el Fondo Monetario Internacional proyecta un crecimiento para Uruguay este año de casi estancamiento (del 0,1 %), el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre, permanecerá una semana más en China tras la partida del presidente.

El objetivo concreto de Aguerre será procurar potenciar las exportaciones agropecuarias, uno de los puntos fuertes de las ventas de Uruguay a la segunda economía mundial.

Tamara Gil