23 de agosto
Miércoles
Despejado
24°
34°
Jueves
Mayormente nublado
24°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Sábado
Nublado
20°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Interior
miércoles 26 de julio de 2017, 01:00

Usuarios del transporte público de CDE siguen esperando los ómnibus 0 km

Wilson Ferreira

CIUDAD DEL ESTE

Los buses sardina y en mal estado siguen circulando por las calles de Ciudad del Este (CDE), situación que no se compadece con la mediática campaña emprendida por la Comuna local, que hablaba de la renovación del sector, para justificar el llamado a licitación y adjudicar los diferentes itinerarios a seis empresas.

En febrero pasado, la Municipalidad había anunciado, a través de su oficina de Relaciones Públicas, que las asociadas a la Asetrapace (Asociación de Empresas de Transporte Público de Pasajeros de Ciudad del Este) estaban en pleno proceso de renovación de sus unidades.

Informaron sobre la existencia de un contrato de compra de buses nuevos y que en un plazo de 60 días se tendrían las nuevas unidades. La promesa era que para finales de marzo e inicios de abril ya estarían circulando por lo menos 20 ómnibus cero kilómetros por la ciudad, de acuerdo con lo establecido en las ordenanzas municipales 41/97 y 34/2015. A la fecha esto aún no ocurrió, a juzgar por lo que se observa en los diferentes itinerarios de la ciudad.

Teodoro Román, responsable de la Dirección de Transporte Público de la Comuna, reconoció que los buses cero kilómetros aún no están en circulación. “El 80% de la flota está en forma regular y en cuanto al 20% que sobra, creo que para este fin de mes ya estarán a disposición de los usuarios los buses cero kilómetros que cada empresa se había comprometido”, precisó.

PROMESA. El funcionario señaló que realizó averiguaciones y que hay promesas de que para este fin de mes se pueden ya tener los buses nuevos circulando por la ciudad.

“Hablé con el proveedor de las empresas, y me informaron que los vehículos están con la colocación del chasis, carrocería, asientos y algunos retoques, además de la parte de pintura. Algunas carrocerías ya están hechas, pero pidieron tiempo hasta el 30 de julio para exhibir a los usuarios y de esa manera puedan ver el cumpliendo del contrato acordado con la Municipalidad”, indicó Román.

Refirió que son cinco las empresas que están en este proceso, lo que equivale de 2 a 3 unidades 0 kilómetros cada una. “Son 18 vehículos nuevos que tienen que poner los empresarios. Son dos a tres unidades por cada empresa y es lo que está faltando para cumplir con el compromiso”, dijo.

Señaló que están realizando operativos para dar cumplimiento a las ordenanzas municipales, que dicen que no pueden circular vehículos con más de 20 años de antigüedad. A la fecha la Municipalidad adjudicó 10 de los 22 itinerarios que hacen al servicio de transporte urbano de Ciudad del Este.

Al respecto, Román informó que se estaría llevando a cabo a fines de julio un tercer llamado a licitación pública para adjudicar lo que resta de los demás itinerarios pendientes.

En otro momento, el funcionario señaló que hay algunas empresas que todavía no se han acercado para regularizar su habilitación correspondiente a este año, debido que deben primero poner en condiciones sus vehículos para luego ser habilitados. “El año pasado se han adjudicado, pero con tres a cuatro meses de uso se dañan los vidrios, el tapizado, entre otras cosas, pero se está reverificando para que puedan ser habilitados nuevamente este año”, dijo.

CONFLICTIVO. Una fuerte disputa generó el llamado a licitación realizado el año pasado por la Municipalidad. Este hecho generó la reacción de los empresarios agremiados a la Asetrapace, que iniciaron un paro general que se extendió por varios días. En su momento denunciaron a la Comuna reclamando que nunca se les dio una oportunidad para renovar sus unidades, porque nunca han tenido contrato formal con la institución, lo cual siempre les impidió acceder a préstamos bancarios que les permitan financiar la compra de nuevos buses.

Esta manifestación se levantó, pero pocos meses después volvieron a parar. La movilización luego se disipó tras un acuerdo firmado con la institución en donde se aseguraba la participación, en igualdad de condiciones, de todas las empresas en el proceso de licitación de adjudicación de itinerarios.