7 de diciembre
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
30°
Jueves
Lluvioso
21°
27°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Mayormente nublado
19°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 9 de noviembre de 2016, 14:46

Uruguay quiere un "regionalismo abierto" con el Mercosur como "plataforma al mundo"

Montevideo, 9 nov (EFE).- Uruguay quiere practicar un "regionalismo abierto" consistente en una "integración profunda dentro del Mercosur" acompañada con que ese bloque regional sea "una plataforma al mundo", dijo hoy el canciller del país suramericano, Rodolfo Nin Novoa.

El ministro, que ofreció una conferencia sobre la "puesta a punto" de la inserción internacional de Uruguay, ubicó esa forma de relacionarse en un ámbito regional como una de las tres estrategias de apertura al mundo del país, junto con las negociaciones multilaterales en el ámbito de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y las relaciones bilaterales.

Sobre este último aspecto, destacó el "proceso gradual de acercamiento" que se ha iniciado a varios países, como Chile, con quien se firmó el pasado octubre un tratado de libre comercio, o Perú y México, con quienes ya hay acuerdos de complementación económica en el marco de la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi) que se quieren ampliar.

A su vez, habló del interés por acercase a África, al sudeste asiático y a las recientes negociaciones iniciadas con China, con quien se prevé firmar un tratado de libre comercio en 2018.

"China dentro de cuatro años va a tener 350 millones de personas en la clase media, eso es más que la población del Mercosur, y por eso Uruguay centra allí sus baterías porque hay un crecimiento importante de los ingresos de las clases populares chinas que nos llevan a buscar ese mercado", expresó Nin Novoa.

El canciller participó el pasado mes en una misión oficial a China que encabezó el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, junto a otros funcionarios en busca de inversiones.

"China llevó la relación con Uruguay al nivel de asociación estratégica y eso nos va a dar sin lugar a dudas muchos beneficios y muchas ventajas", dijo Nin Novoa.

Reiteró la idea de que "Uruguay es internacional o no es" y que el país tiene cinco pilares para la inserción internacional: colocar la oferta exportable, diversificar los mercados, atraer inversiones, abastecer de bienes de capital e insumos y preservar los márgenes de soberanía.

Junto a Nin Novoa participaron en la conferencia el director ejecutivo del instituto de promoción de inversiones y exportaciones Uruguay XXI, Antonio Carámbula; y el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre.

Este último dijo que Uruguay cuenta con "una inserción internacional muy abierta y diversa (...), con 140 mercados abiertos para el sector cárnico" donde coloca "el 75 % del total del producto".

No obstante, el funcionario advirtió que Uruguay paga un arancel muy alto en carne, del orden de unos 253 millones de dólares.

"En China la diferencia que tenemos arancelaria con Australia es 2,5 % pero dentro de 10 años será 12,5 %. Si no hacemos algo ahora estaremos compitiendo contra un 10 % que en cualquier negocio es la diferencia entre vivir o morir", destacó.

En ese sentido, dijo que "hay un antes y un después de la visita a China" y que "habrá un antes y un después" si se acaba firmando el tratado de libre comercio con China.

Por su parte, Carámbula dijo que Uruguay crece exportando y recibiendo inversiones y que en ese sentido aspira a "diversificar bienes, servicios, mercados y procedencia de inversiones".