7 de diciembre
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
31°
Jueves
Lluvioso
21°
27°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Mayormente nublado
19°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 17 de julio de 2016, 18:58

Uruguay buscará inversores en los Emiratos Árabes para su nueva planta de celulosa

Montevideo, 17 jul (EFE).- El vicepresidente uruguayo, Raúl Sendic, anunció este domingo que irá a los Emiratos Árabes Unidos en busca de inversores para financiar los 1.000 millones de dólares que necesita el Estado para las obras de infraestructura requeridas por la empresa finesa UPM para instalar una nueva planta de celulosa.

Sendic viajará a los Emiratos Árabes Unidos (EUA) en los "próximos meses" y esa misión en busca de inversores se sumará a las que se realizarán tanto el próximo noviembre en España (en Santiago de Compostela), como en febrero de 2017 en Alemania, según explicó el vicepresidente a la cadena uruguaya Montecarlo TV.

En la de Alemania estará presente el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, que fue invitado a visitar el país por el presidente germano, Joachim Gauck, que el sábado finalizó una visita oficial de tres días a Uruguay.

La posible construcción de una nueva planta papelera en Uruguay por parte de la compañía finlandesa UPM, uno de los mayores grupos forestales del mundo, podría suponer una inversión de unos 5.000 millones de dólares, según informó Vázquez el pasado viernes.

"La empresa va a destinar (en caso de que se concrete), aproximadamente, 4.000 millones de dólares y el Uruguay tendrá que invertir en el orden de 1.000 millones de dólares", aseguró en esa ocasión el mandatario, que añadió que esa inversión "no tiene antecedentes en la historia económica del país".

Esos 1.000 millones de dólares se destinarían a construcción y reparación vial (unos 220 kilómetros de rutas bituminizadas), a una conexión ferroviaria entre la cuenca del Río Negro -en el centro de Uruguay y donde se prevé que se instalaría la planta- con el Puerto de Montevideo y al reacondicionamiento del mismo.

Según manifestó Vázquez, las obras en el puerto están ligadas al calado del mismo y se requiere un dragado permanente cuyo coste estimado se encuentra entre 85 y 86 millones de dólares. El presidente uruguayo señaló que UPM está dispuesta a participar en estas obras.

El presidente también apuntó que la construcción de la nueva planta de celulosa (sería la tercera en Uruguay y la segunda de UPM en el país) tendría un impacto de entre el 2 % y el 2,5 % del producto interior bruto (PIB) a partir de 2018, cuando, según los pronósticos, se pondría la "piedra fundamental" de la planta.