25 de marzo
Sábado
Mayormente nublado
24°
33°
Domingo
Mayormente nublado con tormentas
22°
28°
Lunes
Tormentas
21°
29°
Martes
Parcialmente nublado
22°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
sábado 18 de marzo de 2017, 02:00

Urgen mayor control para evitar que camioneros caigan en trampa mortal

Vecinos que viven en inmediaciones de la pendiente pronunciada en la ruta 2 piden utilizar caminos alternativos y prohibir la circulación de vehículos pesados para evitar así más tragedias.

"Velocidad máxima permitida 60 kilómetros por hora", señala el cartel donde empieza la pendiente más pronunciada de la ruta 2, ya en la zona de la compañía Pedrozo, en el límite con Caacupé.

Los camiones con acoplados bajan doblando este límite, como en una montaña rusa y sin poder controlar la velocidad, debido a la pronunciada bajada.

Un equipo de ÚH fue al lugar luego del trágico accidente que se cobró la vida de seis personas y constató el nulo control en la zona, además de la escasa señalización. Los vecinos urgen medidas para evitar así más tragedias.

Alrededor de 300 camiones de gran porte bajan a diario por el tramo más peligroso del país, que en seis años fue el escenario de la muerte de al menos 21 personas en diferentes accidentes.

angustia. Derlis Yegros tiene su casa a la vera de la ruta, a la altura del kilómetro 44,5, muy cerca de donde el colectivo de la empresa Guaireñatur y el camión que transportaba hierro chocaron violentamente en la noche del miércoles último.

Yegros expresó que junto a su hermano Jesús y otros vecinos del lugar, presentaron un proyecto a la Municipalidad de Ypacaraí para prohibir la circulación de camiones con acoplados por la zona, para evitar más tragedias. "Después de lo que pasó en 2011, donde 15 personas murieron debido al choque de un colectivo con un camión, nos movilizamos para pedir que se prohíba la circulación de camiones grandes, pero no tuvimos una respuesta positiva", manifestó.

alternativa. Los vecinos solicitaron entonces la utilización de caminos alternativos. Concretamente, se refirieron al que está ubicado en el kilómetro 55, donde los camiones pueden desviar para llegar a Asunción por la zona de Pirayú, por ruta totalmente asfaltada y sin pendientes.

El hombre expresó que ese camino es utilizado de forma obligatoria en tiempos de la festividad de la Virgen de Caacupé, donde agentes de la Caminera, se instalan en el lugar para prohibir el descenso de vehículos que llevan una carga superior a 16 toneladas.

Criticó también que el control del pesaje de los camiones de Obras Públicas esté instalado al final de la pendiente.