24 de septiembre
Viernes
Parcialmente nublado con chubascos
17°
21°
Sábado
Chubascos
17°
25°
Domingo
Parcialmente nublado
21°
31°
Lunes
Parcialmente nublado
19°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 17 de abril de 2017, 10:23

Unos 11.000 niños y jóvenes de Mocoa regresan a clases tras la avalancha

Bogotá, 17 abr (EFE).- La ministra de educación de Colombia, Yaneth Giha, anunció hoy que unos 11.000 niños y jóvenes de la ciudad de Mocoa, capital del departamento de Putumayo (sur), volverán hoy a clases tras la avalancha del pasado 1 de abril que dejó 321 muertos.

"Va a ser una jornada diferente donde estaremos conversando y haciendo otras actividades. Queremos ir paulatinamente volviendo a la normalidad después de esta situación difícil que los niños, jóvenes y profesores han tenido que pasar", indicó la ministra en un comunicado.

La alta funcionaria destacó que de las 53 instituciones educativas que hay en Mocoa, solo dos serán reubicadas: la institución educativa Kamsa, que quedó destruida tras la avalancha, y la Fidel de Monclar, que se encuentra ubicada en zona de riesgo.

Los 60 niños de Kamsa irán a la institución educativa Caliyaco, en la aldea Villanueva, y los 582 niños de Fidel de Monclar serán trasladados a la institución educativa Pío XIII, agregó la información.

Asimismo, los 115 niños de primaria de la institución etnoeducativa Inga serán trasladados al área de bachillerato de la misma, pues los más pequeños están en una zona baja cercana a un río.

"La idea es instalar unas aulas temporales y unas carpas para que los niños puedan empezar a estudiar mientras en el mediano plazo se reubican las aulas", agregó Yiha.

La ministra, que recorrió diferentes zonas de Mocoa para motivar a los niños a volver a clases, anunció que esta semana se entregarán kits escolares y uniformes en todos los colegios de la ciudad.

Mocoa fue afectada el pasado 1 de abril por el desbordamiento de los ríos Mocoa, Sangoyaco y Mulatos, que pasan por la ciudad y que arrasaron varios barrios a consecuencia de un fuerte aguacero que cayó un día antes de la tragedia.

Según un comunicado difundido por la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), el número de fallecidos en el desastre natural es de 321, de los cuales 120 son menores de edad.