18 de agosto
Sábado
Poco nublado con tormentas
13°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
22°
Lunes
Despejado
11°
23°
Martes
Despejado
17°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 21 de marzo de 2017, 20:05

Uno de cada cuatro niños vivirá en zonas con poca agua en 2040, según Unicef

Naciones Unidas, 21 mar (EFE).- Casi 600 millones de niños, uno de cada cuatro en todo el mundo, vivirá en 2040 en zonas con recursos de agua "extremadamente limitados", según un informe difundido hoy por Unicef.

La agencia de la ONU para la Infancia advierte de la amenaza que plantea para los más jóvenes la falta de agua y de cómo el cambio climático está agravando el problema.

"El agua es elemental. Sin ella, nada pueda crecer. Pero alrededor del mundo millones de niños no tienen acceso a agua segura, poniendo en peligro sus vidas, dañando su salud y arriesgando su futuro", dijo en un comunicado el director ejecutivo de Unicef, Anthony Lake.

"Esta crisis solo crecerá a menos que tomemos acciones colectivas ahora", insistió.

El texto destaca que el crecimiento de la población y un mayor consumo y demanda están poniendo más y más presión sobre la disponibilidad de agua, con 36 países donde esa presión es ya "extremadamente alta".

Esa situación se da cuando la demanda es claramente superior al suministro renovable disponible apunta el informe, que señala entre los factores que afectan a la calidad y disponibilidad del agua problemas como el aumento de las temperaturas, el alza del nivel del mar, la pérdida de hielo y las crecientes sequías.

A día de hoy, hasta 663 millones de personas carecen de un acceso adecuado a fuentes de agua y más de 800 niños de menos de cinco años mueren cada día por diarreas vinculadas a agua contaminada, saneamiento y falta de higiene.

La falta de un suministro adecuado, recuerda Unicef, expone a los niños a enfermedades como el cólera y la diarrea, y hace que, en muchos lugares, los menores dediquen varias horas todos los días a la obtención de agua, impidiéndoles por ejemplo ir a la escuela.

El informe incluye recomendaciones para distintos sectores y pide a los Gobiernos que hagan planes ante posibles cambios en la disponibilidad y la demanda de agua durante los próximos años.

La prioridad, según Unicef, debe ser garantizar el acceso al agua a los niños más vulnerables.