20 de agosto
Domingo
Parcialmente nublado con chubascos
21°
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
17°
25°
Miércoles
Despejado
22°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
miércoles 29 de marzo de 2017, 01:00

Unidad de vida

Hoy meditamos el Evangelio según San Juan 5, 17-30. La misión que el Señor nos ha encomendado es la de infundir un sentido cristiano a la sociedad, porque solo entonces las estructuras, las instituciones, las leyes, el descanso tendrán un espíritu cristiano y estarán verdaderamente al servicio del hombre.

“Los discípulos de Jesucristo hemos de ser sembradores de fraternidad en todo momento y en todas las circunstancias de la vida. Cuando un hombre o una mujer viven intensamente el espíritu cristiano, todas sus actividades y relaciones reflejan y comunican la caridad de Dios y los bienes del Reino”.

“Es preciso que los cristianos sepamos poner en nuestras relaciones cotidianas de familia, amistad, vecindad, trabajo y esparcimiento, el sello del amor cristiano, que es sencillez, veracidad, fidelidad, mansedumbre, generosidad, solidaridad y alegría”.

Con relación al evangelio de hoy el papa Francisco dijo: “Rezar para querer seguir la voluntad de Dios, rezar para conocer la voluntad de Dios y rezar –una vez conocida– para ir adelante con la voluntad de Dios. Había una vez una ley hecha de prescripciones y prohibiciones, de sangre de toros y cabras, sacrificios antiguos que no tenían ni la fuerza de perdonar los pecados, ni de dar justicia.

Después en el mundo viene Cristo y con su subir a la Cruz, ‘el acto que una vez para siempre nos ha justificado’, Jesús ha demostrado cuál era el sacrificio más agradable a Dios: No el holocausto de un animal, sino la ofrenda de la propia voluntad para hacer la voluntad del padre. La obediencia a la voluntad de Dios. Este es el camino de la santidad, del cristiano, es decir, que se realice el plan de Dios, que la salvación se cumpla. […]

¿Yo rezo para que el Señor me dé las ganas de hacer su voluntad o busco compromisos porque tengo miedo de la voluntad de Dios? Rezar para conocer la voluntad de Dios sobre mí y sobre mi vida, sobre la decisión que debo tomar ahora… muchas cosas. Sobre la forma de gestionar las cosas… La oración para querer hacer la voluntad de Dios, y para conocer la voluntad de Dios. Y cuando conozco la voluntad de Dios, también la oración, por tercera vez: Para hacerla. Para cumplir esa voluntad, que no es la mía, es la suya. Y no es fácil”.

(Frases extractadas del libro Hablar con Dios de Francisco Fernández Carvajal y http://es.catholic.net/op/articulos/14355/necesitamos-estar-unidos-a-cristo.html)