11 de diciembre
Domingo
Mayormente nublado
20°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
32°
Miércoles
Mayormente despejado
17°
30°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 21 de agosto de 2016, 12:26

Unas 300 toneladas de ayuda enviadas a la zona del terremoto en el sur de Perú

Lima, 21 ago (EFE).- Cerca de 300 toneladas métricas de ayuda humanitaria se enviaron esta semana a la provincia peruana de Caylloma, en la región sureña de Arequipa, para los alrededor de 6.000 damnificados por el terremoto que el pasado domingo dejó 4 muertos, entre ellos un estadounidense, y 67 heridos.

Un informe divulgado hoy por el Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) señaló que se movilizaron más 2.000 carpas, más de 5.700 mantas, unas 1.500 camas y unos 1.700 colchones, además de más de 20.000 litros de agua y casi 900 kilos de alimentos.

Algunas carpas fueron instaladas como albergues en varios pueblos del Valle del Colca cercanos al epicentro del sismo, que tuvo una magnitud de 5,3 grados en la escala de Richter y dejó casi 400 viviendas colapsadas y otros 1.400 inmuebles en condiciones inhabitables.

La ayuda procede en su mayoría del mismo Indeci, junto a aportes realizados por empresas privadas y otras instituciones públicas como los ministerios de Vivienda y de la Mujer y los gobiernos regionales de Arequipa e Ica.

La ayuda fue transportada desde Lima en aviones de las fuerzas armadas hasta Arequipa, capital de la región del mismo nombre, y desde ahí fue repartida a los distintos pueblos de Caylloma en helicópteros, que también sirvieron para evacuar a los heridos de mayor gravedad.

El sismo se registró a las 21.58 hora local del domingo (02.58 GMT del lunes) y causó la muerte de una mujer de 80 años, otra de 70 y su nieta, menor de edad, además del ciudadano estadounidense Evan Baum Kent, de 66 años, cuyo cuerpo se encontró en un hotel destruido por el terremoto.

Hasta catorce réplicas de entre 3,9 y 3,4 grados de magnitud en la escala de Richter pudieron ser percibidas durante esta semana por la población en la zona del terremoto.