22 de junio
Jueves
Despejado
19°
28°
Viernes
Despejado
20°
28°
Sábado
Mayormente despejado
18°
28°
Domingo
Muy nublado
18°
28°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 12 de octubre de 2016, 03:57

UNAMA eleva a 18 muertos en un atentado a un templo chií en Afganistán

Kabul, 12 oct (EFE).- La misión de las Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA) elevó hoy a 18 los muertos y a más de 50 los heridos que se produjeron ayer en un ataque a un templo chií de Kabul, cuando una multitud de fieles asistía a una celebración religiosa.

"La UNAMA condena el ataque de anoche a la mezquita y el templo Karte Shakhi de Kabul que causó la muerte de al menos 18 civiles y heridos a otros más de 50", indicó la UNAMA en un comunicado.

De acuerdo con el relato de la misión de la ONU, un suicida penetró en la mezquita vestido con el uniforme de las fuerzas de seguridad afganas lanzando una granada y abriendo fuego contra los fieles, que celebraban la festividad musulmana del Ashura, una de sus festividades más importantes.

La ONU consideró el ataque "atroz y deliberado contra los civiles", entre los que había varios niños.

En una primera información las autoridades afganas habían informado de al menos dos atacantes.

Por ahora, ningún grupo insurgente ha reivindicado la agresión a este templo y el portavoz talibán Zabihullah Muyahid ha desvinculado a este grupo del asalto.

"El ataque al santuario de Chaharyar no tiene nada que ver con nosotros. Estamos profundamente afectados por este atentado contra la población civil", escribió el portavoz talibán un mensaje en la red social Twitter.

Por otra parte, las autoridades informaron hoy de un segundo ataque de madrugada, en este caso frustrado, a la mezquita Chaharyar de Kabul donde pernoctaban varios estudiantes y profesores, que acabó sin heridos y con la muerte del atacante, indicó a Efe el jefe del Departamento de Investigación Criminal de Kabul, Faraidon Obaidi.

"Una vez que el suicida se atrincheró en la mezquita, las fuerzas de seguridad le eliminaron en una operación que duró una hora y media, y en la que no se han registrado bajas de civiles ni policías", añadió el oficial.

La comunidad chií es una de las más castigadas por los atentados terroristas en Afganistán.

En julio, un ataque de miembros del grupo yihadista Estado Islámico contra manifestantes de la minoría chií hazara acabó con la vida de 80 personas y dejó más de 200 heridos.