18 de agosto
Viernes
Mayormente nublado
20°
24°
Sábado
Poco nublado con tormentas
15°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
22°
Lunes
Despejado
10°
22°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
sábado 27 de mayo de 2017, 01:00

Una sugerencia peligrosa

El jueves 15 de junio vamos a celebrar en Asunción, en la avenida Costanera, la fiesta del Corpus Christi. Será una preparación del Congreso Eucarístico de este año.

Una iniciativa a la que deseo presentar una sugerencia que llamo “peligrosa”.

¿Por qué no unimos todo esto a otra realidad presente con fuerza en el Paraguay y que también nos habla de la presencia de Jesús?

Para los cristianos católicos Jesús está presente en la eucaristía y eso nos llena de alegría y fuerza.

Para los cristianos católicos Jesús está presente en los pobres del Paraguay y esto, los sufrimientos y abandono de estos hermanos empobrecidos, nos llena de pena y solidaridad.

A Jesús presente en la eucaristía lo recibimos con cálices y bandejas doradas. A Jesús presente en los pobres lo abandonamos en los bañados, los barrios periféricos o mendigando por las calles.

¿Por qué no unimos ambas realidades y hacemos en la fiesta de este año del Corpus Christi un compromiso diversificado para hacer desaparecer la pobreza en el Paraguay?

Edito un escrito de San Juan Crisóstomo en el siglo IV: “¿Quieres honrar el Corpus Christi? No lo abandones cuando se halla desnudo. No le rinda honores con telas de seda, para después abandonarlo fuera, donde padece frío y desnudez. Porque el mismo que dijo “Este es mi cuerpo”, es el que dijo “Me vieron hambriento y me dieron de comer”. El sacramento de la eucaristía no necesita preciosos metales. En cambio los pobres sí necesitan muchos cuidados. Aprendamos a honrar a Cristo como Él quiere ser honrado”.

“¿Qué le aprovecha al Señor que su mesa esté llena de vasos de oro, si él se consume de hambre? Sacien primero su sed y , luego, si sobra, adornen también su mesa. ¿O vas a hacer un vaso de oro y después no vas a darle un vaso de agua?”.

Mañana seguimos esta sugerencia peligrosa.