4 de diciembre
Domingo
Mayormente despejado
19°
30°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
sábado 3 de septiembre de 2016, 02:00

Una nalgada no significará cárcel, pero tampoco pasará desapercibida

Parar la mano. La promulgación de la Ley “De promoción del buen trato, crianza positiva y de protección a niñas, niños y adolescentes contra el castigo físico o cualquier tipo de violencia como método de corrección o disciplina”, viene a cubrir un hueco en la legislación paraguaya en esta área. La directora de Global Infancia, María Silvia Calvo, señala que esta legislación viene a dejar en claro que no se debe asumir ningún tipo de violencia contra los niños.

Aclaración. La directora de Global Infancia sale al paso de los comentarios que aparecieron en las redes sociales, en los que muchos dicen que irán presos por dar una nalgada a un niño. Antes que nada aclara que la normativa no tiene una intención de penalizar, sino más bien de implantar pautas de crianza positiva. En caso de una nalgada, la reglamentación establecerá la medida a ser aplicada, que puede ser desde disculpas al niño y charlas para los padres, ejemplificó la referente de Global Infancia.

En casos mucho más graves, la denuncia ya recibirá otro tratamiento, pudiendo intervenir la Fiscalía y los organismos judiciales. “Se tomarán las medidas de acuerdo a lo que pase y a las reincidencias”, explicó, al tiempo de valorar que esta legislación esté vigente en el país. Resalta además que desde lo jurídico, se logra una equidad del niño con el adulto. “A una persona mayor nadie puede pegarle porque sí nada más ya que hasta podría demandarte. ¿Por qué entonces un niño no puede tener esa misma protección de la ley si alguien quiere golpearlo”, subraya la directora de Global. En tanto que Luz Domínguez, de la misma organización, señala que muchas veces los niños piensan que sus padres los golpean porque los quieren, lo cual debe ser desterrado.

Embed