10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 13 de agosto de 2016, 19:39

Una multitudinaria marcha rechaza la violencia contra la mujer en Perú

Lima, 13 ago (EFE).- Decenas de miles de personas participaron hoy en Lima en la marcha nacional "Ni una menos, Perú", convocada por colectivos civiles para rechazar la violencia y la discriminación contra la mujer en un país que tiene los más altos índices de violaciones y casos de feminicidio en Latinoamérica.

La multitudinaria manifestación, que contó con la presencia del presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, partió desde el Campo de Marte, para seguir un recorrido por varias de las principales calles del centro histórico de Lima hasta el Paseo de los Héroes Navales, frente a la sede del Poder Judicial.

En otras ciudades del país, cientos de integrantes de colectivos civiles y sociales también marcharon por las calles principales portando pancartas y lanzando lemas en defensa de las mujeres y para exigir a las autoridades castigos más drásticos para los atacantes.

En Lima, participaron miles de hombres y mujeres de todas las edades, así como miembros de organizaciones civiles y sociales, organismos del Gobierno y representantes de partidos políticos.

Tras confirmar desde la ciudad de Huánuco que iba a participar en la marcha junto con su esposa, Nancy Lange, Kuczynski llegó por la tarde y acompañó a los manifestantes durante varios minutos.

"Lo que no queremos en el Perú es violencia contra nadie y, sobre todo, contra las mujeres y los niños. (...) Vamos a promover una cultura de paz, tolerancia y no a la violencia", declaró.

El gobernante anunció que su gestión fortalecerá al Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables y se dirigió a las mujeres que han sufrido violencia para decirles "queremos justicia".

"El problema de la violencia de género es que el silencio absorbe los golpes y no es fácil denunciar", agregó posteriormente Kuczynski, en un mensaje en su cuenta en la red social Twitter.

La segunda vicepresidenta peruana, Mercedes Aráoz, quien fue una de las autoridades más activas en la promoción de la marcha, expresó durante el recorrido toda su "comprensión y apoyo" y dijo que en el Perú ya no se quiere "una víctima más de la violencia."

Aráoz reveló que ella fue una víctima de violencia psicológica y no denunció a su agresor, por lo que pidió a las mujeres maltratadas que no callen y busquen ayuda.

El presidente del Consejo de Ministros, Fernando Zavala, también participó acompañado de su familia y anunció que esta campaña no culminará hoy, sino que se harán cambios en las políticas públicas.

"Desde hoy van a comenzar a cambiar cosas en el Perú y nosotros, como Poder Ejecutivo, nos comprometemos. Esto no solo va a quedar en una marcha, esto va a ser un cambio en las políticas públicas y un cambio en la cultura", declaró Zavala al Canal N de televisión.

La marcha fue convocada durante las últimas semanas mediante las redes sociales, después de que los medios se hicieran amplio eco de sentencias judiciales consideradas benévolas contra los atacantes de mujeres.

En lo que va de año, el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables ha registrado que más de 50 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas y que más de 100 han sufrido tentativas de feminicidio.

Además, los datos del Ministerio señalan que 7 de cada 10 mujeres en Perú han sufrido maltrato físico o psicológico por parte de sus parejas y aunque la ley contempla medidas de protección, como órdenes de alejamiento, las organizaciones de defensa de la mujer consideran que estas no son efectivas.

Según datos de la Defensoría del Pueblo, el 33 % de las víctimas de violencia machista ha denunciado previamente a sus agresores

La ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Ana María Romero, declaró hoy que esta marcha "marca un hito" en la sociedad peruana, mientras que la titular de Justicia y Derechos Humanos, Marisol Pérez Tello, resaltó que se trata de "un mensaje muy poderoso e importante para la historia de nuestro país".

La jefa de la cartera de Salud, Patricia García, comentó que los peruanos están "cambiando la sociedad y eso es importante".

La Policía Nacional del Perú (PNP) dispuso la movilización de unos 2.500 agentes para garantizar la seguridad durante la multitudinaria manifestación, que se desarrolló de manera pacífica.