4 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
viernes 2 de septiembre de 2016, 01:00

Una guerra entre adictos termina con un enfrentamiento y una aprehensión

En los pasillos de 26ª Proyectada se produjo una persecución con disparos y fue detenido un joven. La zona es asediada por los consumidores de crac que pelean entre ellos y con los distribuidores.

En las primeras horas de la mañana de ayer se produjo un enfrentamiento de un joven con efectivos policiales de la Comisaría 21 Metropolitana, en la zona de 26ª Proyectada y Brasil, en la zona que es conocida como Favela. El aprehendido es Jorge Miguel Colmán Bellasai, de 21 años, con antecedentes por hurto agravado, informó la Policía.

El subcomisario Karim Correa, subjefe de la comisaría, indicó que en el Centro de Emergencias Sistema 911 se recibió una información de que hubo disparos de armas entre unos jóvenes en la mencionada dirección.

Una de las vecinas del Pasillo 26 comentó a Última Hora que ella escuchó aproximadamente ocho disparos, cerca de las 7.00. Y luego frente a su precaria vivienda pasó corriendo uno de los protagonistas.

"Cuando llegamos fuimos recibidos a tiros. Dos oficiales de patrulla se bajaron y ya fueron atacados con disparos, presumiblemente, con un revólver 22 o 32. De ahí empezó la persecución", indicó el subcomisario Correa.

El que estaba armado empezó a correr y entró en uno de los pasillos, muy angosto y que es un basural, con escalinatas cubiertas por arena. Dos cuadras en medio de pasillos y basural corrió el sospechoso, hasta que fue alcanzado por un proyectil de los policías que le pegó en el muslo. Intentó refugiarse más hacia una zanja, pero ya no pudo correr, lanzó su revólver en un basural y se entregó a los efectivos de la Policía Nacional. Una vez aprehendido, los policías auxiliaron al joven hasta el Hospital del Trauma.

Supuestamente, la pelea y el posterior tiroteo se dieron entre consumidores de crac y otros microtraficantes de la zona.

Situación. Vecinos indicaron que la situación en esta zona se descontroló desde hace tres años; llaman a la policía, la Senad, pero no hay una solución clara. El Pasillo 26 es inundado en las noches por adictos al crac que amanecen fumando o se quedan dormidos en las veredas.

Incluso, en una parte del desagüe que cruza la calle, al costado, dejaron instalados algunos colchones de espuma sintética, para mayor comodidad. Rodeado de basuras, se refugian también ahí.